La crisis financiera en USA: «Érase una vez unos bancos sin regulaciones»

Había una vez una ideología que alegaba que el Estado jamás tenía que regular a la empresa privada. Según ellos, muy por el contrario, ésta se auto-regularía y sería más eficaz. Los mismos representantes de esta corriente iban más allá, y pretendían que incluso aquellos servicios prestados por el Estado, por ejemplo el Seguro Social, deberían pasar a las muy “eficientes” manos privadas.
En aquel país, reino de las corporaciones privadas, los bancos y las agencias de crédito, decidieron un buen día prestar dinero para comprar viviendas incluso a aquella gente que casi con seguridad no podría pagarlo nunca. Por supuesto, lo hicieron con intereses altísimos. En el negocio no había nada que perder – para los bancos, digo – porque o se beneficiaban con los altos intereses o se quedaban con las viviendas, cuyos precios abultados hasta el exceso por los bancos, les permitirían vender nuevamente en una espiral de ganancias sin fin …
Pero ya sabemos el desenlace inmediato de la historia, al menos los inicios del cataclismo: el desplome de los bancos más grandes y las agencias de crédito más poderosas de Estados Unidos; la incapacidad de pagar hipotecas por parte de millones de personas; recesión, aumento del desempleo, pérdida de viviendas, todo en medio de una incipiente pero sostenida inflación.

Leer más

¿Quién habla de fuentes alternativas?

Cada vez que oigo a Bush hablar de “fuentes alternativas” y los parloteos sobre la independencia energética para, entre otras cosas, liberar al pueblo norteamericano de la calamidad de los precios de la gasolina y el consecuente alza del costo de la vida, miro hacia los bolsillos de la Exxon-Mobil. De acuerdo con esta nota de prensa de AP, la poderosa compañía petrolera, relacionada íntimamente a Bush-Cheney, acaba de batir nuevamente los récords de ganancias de corporación alguna en la historia de este país.
En su libro “El ataque contra la razón” (Debate – 2007), el ex-vicepresidente Al Gore observa que:

ExxonMobil ha tenido una influencia muy destacada en el gobierno actual, y se ha mostrado más activa que cualquier otro contaminador en sus escandalosos intentos de incidir en la percepción pública de la verdad y gravedad de la crisis climática. Son muchas las organizaciones científicas que han denunciado las vergonzosas prácticas de ExxonMobil, sin que de momento haya servido de nada.

La búsqueda de “fuentes alternativas”, liderada por quienes nos tienen prisioneros de los combustibles fósiles – como el petróleo – es sólo una cínica jugarreta de la publicidad siniestra de quienes siguen jugando a construir rascacielos de riquezas a cambio de la liquidación del futuro de nuestros descendientes y de la ruina económica de millones en el presente.

Leer más

Los momentos finales de RCTV

En este vídeo del blog de Moisés Monsalve, pueden apreciarse los momentos finales de RCTV y la sustitución inmediata de la señal del canal 2 al nuevo canal oficial, TEVES, utilizando los equipos de RCTV, autorizados por el Tribunal Supremo de Justicia, que hace rato dejó de ser un poder independiente.
La blogósfera latinoamericana y obviamente la venezolana está hirviendo con la noticia. Numerosas emisoras, en diversos países de Latinoamérica han llevado a cabo minutos de silencio por el brutal golpe a la libertad de expresión en Venezuela. Reporteros Sin Fronteras también ha manifestado su repudio.
Mientras, a través de Prensa Latina (Cuba) se destaca lo opuesto, afirmando que la decisión venezolana está en el epicentro de la democratización de los medios. En esta última nota es curioso ver a algunos intelectuales defendiendo la medida del gobierno, con el supuesto de que estimulará la creatividad y la cultura. No es la primera vez que artistas o pensadores cometen tales barbaridades. El estalinismo y el maoísmo llevaron a sus orillas a centenares, cuando no miles, de intelectuales, que nunca quisieron ver, ni oír, los crímenes que allí se cometían en nombre de la cultura (Realismo Socialista, Revolución Cultural). Allá ellos.

Leer más

Calló la voz de RCTV y el despotismo levantó la suya

Radio Caracas Televisión finalizó sus transmisiones, con más de medio siglo en el aire – lo que es mucho decir para una emisora de TV – y un camino enlazado directamente al desarrollo de los medios de comunicación venezolanos y a la historia política, social y cultural de esa nación. A poco de iniciar sus transmisiones en la década de los 50, mi madre, Ana Teresa Guinand, pasó a formar parte del elenco estelar de su programación con el programa Frijolito y Robustiana que dejó huella en toda una generación de venezolanos. Mi tía, Matilde Guinand, fue recepcionista del canal hasta su jubilación. Mi abuelo, Rafael Guinand, fue pionero de la radio y por ende del desarrollo de los medios de comunicación en Venezuela. Tengo razones sentimentales, de sobra, para lamentar y sentir la usurpación de la señal del canal 2 por parte del gobierno.
No ha importado que centenares de miles hayan, nuevamente, protestado y manifestado en las calles su rechazo al retiro de la concesión a RCTV. El gobierno de Chávez y él en particular, sienten un especial desprecio por todo aquello que no sea adulación, incondicionalidad, loas y aplausos al “héroe” liberador. Se han reprimido algunas de las manifestaciones y se ha sustituido la señal del canal 2 de RCTV por la “novísima” del canal oficial TEVES. Un coro de aduladores, acólitos o “moralistas”, han aplaudido la medida, sea aludiendo a la baja calidad de la programación o acusándole de ser herramienta del imperialismo opresor. El vocabulario panfletario, los lugares comunes, las ingenuas o siniestras llamadas a afianzar la revolución, se abren paso sobre las ruinas de la libertad de expresión. La maquinaria asfixiante del despotismo ha mostrado sus garras y ha abusado de su poder a la vista de todo el planeta. Las consecuencias del cierre de RCTV apenas y son visibles hoy, porque como toda dinámica totalitaria, la pérdida de los derechos irá en aumento conforme el poder se acumule en sus manos. ¡Pobres de aquellos ingenuos que creen en la historia oficial! La maquinaria los tragará y escupirá como desechos o engrosarán la nueva crema de corruptos y “acomodados” de la V República. En cualquier caso, es un destino patético.
Hoy, ha sido un día aciago para la libertad de expresión en Venezuela y un día en que renuevo mi profundo desprecio por Chávez, al que la historia, en algún momento, tarde o temprano, pondrá en su lugar.

Leer más

El cierre de RCTV, moral, censura y democracia

Radio Caracas Televisión es el canal más antiguo de Venezuela. A partir de mañana será parte de la historia y del pasado: el contenido de su señal será sustituido por otro canal, TEVES. De acuerdo con las últimas informaciones, los dueños de RCTV no contarán con sus equipos para transmitir por cable o satélite, puesto que una decisión del Tribunal Supremo de Justicia ha permitido “intervenir” los equipos (supuestamente de manera temporal) mientras la Comisión Nacional de Telecomunicaciones decide su posterior uso.

He leído y escuchado los argumentos de aquellos que aprueban la salida del aire del viejo canal. Las razones del gobierno han variado, o más bien habría que decir que Chávez ha variado, de acusarle de golpista (¿quién le dice a quién?), a señalar que el contenido de sus transmisiones ha sido dañino para Venezuela: “… sexo mal entendido, irrespeto a la mujer, a los niños, a las niñas, el irrespeto a muchas manifestaciones de la vida social, a los homosexuales, al país y al mundo, a las personas que tienen alguna discapacidad, ¡esa es la razón de fondo!”.

Libertad y medios

Un concepto ampliamente difundido por el estalinismo y asumido con estusiasmo por la izquierda mundial es que los medios de comunicación deben ser finalmente controlados por el Estado; pueden, tal vez, existir diversos medios de prensa, pero no en manos privadas. Son diversas herramientas de expresión del dueño central, el Estado, y a través de éste, el partido o la camarilla gobernante.

Leer más
Creative Commons License