El discurso del presidente Obama, en español

A continuación, el discurso del nuevo presidente electo de los Estados Unidos, en español y un enlace al original en inglés.

¡Hola, Chicago!

Si todavía queda alguien por ahí que aún duda de que Estados Unidos es un lugar donde todo es posible, quien todavía se pregunta si el sueño de nuestros fundadores sigue vivo en nuestros tiempos, quien todavía cuestiona la fuerza de nuestra democracia, esta noche es su respuesta.

Leer más

Ganó Barack Obama. Pensamientos de madrugada.

Es la 1:45 de la mañana. Fue un día de tensión y expectativa. Yo había votado temprano, el 21 de octubre, en una jornada que me tomó hora y media en la biblioteca pública cercana.
Aunque desde el principio tuve confianza en las posibilidades de Obama, no puedo negar que temía.
El día transcurrió agitado. A pesar de estar en casa, sentía un temblor interno. Me pesaron los oscuros años del gobierno de Bush, las torturas, los muertos en Irak, la siembra sistemática del miedo para manipular a la sociedad.
En el trabajo despidieron a una buena parte del personal. He visto amigos perder su casa y tener que salir de lo que fue su lugar de vida, sacar a los chicos del colegio donde estaban y marcharse a rehacer su vida en otra parte. Yo mismo padezco los embates de la situación, desesperado cada mes por cuadrar las cuentas, sin encontrar quién quiera contratar a un señor que tiene 12 años usando Linux y que alguna vez fue administrador de sistemas, y reducido a trabajador de mantenimiento, por un bajísimo salario sin que se puedan aprovechar mis conocimientos. He debido recurrir a cupones de alimentos y reducir drásticamente los gastos de la familia a niveles inimaginables. El estallido de la nueva Gran Depresión, nos reventó en la cara.
Ha ganado Barack Obama y sinceramente creo que una ráfaga de viento fresco ha entrado repentinamente y atravesado el apartamento. Se ha hecho historia y soy testigo y parte de ello. Lo somos, quienes hemos apoyado y participado para que esto fuese posible. Aparece un lejano brillo en la oscuridad del túnel que cubrió a la Nación durante estos ocho años. Me voy a dormir.

Crédito de la foto: capturada de la transmisión de CNN en vivo por Internet

Leer más

El debate final: autenticidad versus cinismo

Se dice insistentemente que el tercer debate, último antes de la votación, entre Obama y McCain, fue el mejor. Soy de la misma opinión, pero me gustaría comentar algunas observaciones breves:

  1. Que el debate haya girado fundamentalmente en torno a las posiciones políticas, económicas e ideológicas de ambos contendientes es fruto del estrepitoso fracaso de la orientación que los dirigentes republicanos quisieron dar a la campaña, basada en infundir el temor en los norteamericanos hacia Obama.
    Jugar con el miedo ha sido una constante en las campañas republicanas. Ya en las elecciones del año 1936 – por ejemplo – las operadoras telefónicas del Chicago Tribune cuyo propietario era un coronel archi-conservador, respondían al teléfono con este estribillo: “Hola. Chicago Tribune. Sólo quedan 10 días para salvar el modo de vida americano”. (Citado por Richard Stengel, en la revista Time 3 de marzo de 2008, pag. 6)
    Al contrario de lo que suponían, las acusaciones de terrorista, y las incitaciones racistas enfocadas en el nombre y origen de Barack Obama, se estrellaron con la cada vez mayor animosidad de los norteamericanos a esta manipulación. Sarah Palin, encargada de hacer el juego sucio, enlodó a McCain y espantó a numerosos republicanos que, con honestidad, no pueden compartir tales métodos.

  2. Obama estuvo débil especialmente en la primera parte. No porque su adversario tuviera razón, sino por la actitud de Obama de no confrontar. Creo que su punto más débil fue cuando permitió que McCain se saliera con la suya al afirmar que él no era George Bush. Con ello, el candidato republicano intenta, aunque muy tarde, presentarse como la alternativa definitiva al desastroso gobierno republicano de los últimos 8 años. Pero tal afirmación es falsa y no se puede conceder. Que McCain haya tenido y tenga diferencias con el actual Presidente no le ubica enfrentado al gobierno. En lo esencial (economía, guerra, salud, educación) McCain fue un sostenedor del gobierno de su partido. Lejos de ser una alternativa, es el único camino que tienen los dirigentes republicanos para perpetuarse otros cuatro años en el poder y proseguir sustancialmente la nefasta orientación que ha marcado la vida del país bajo la égida de Bush-Cheney.

  3. A pesar de la debilidad en la primera parte del debate, Obama me convenció aún más porque exhibió algo que McCain no fue capaz de mostrar: ausencia de cinismo. Para ser franco, tenía muchos años que no veía a un líder político tan carente de cinismo, tan humanamente dirigente.

A pesar de los puntos flacos, todas las encuestas favorecen a Obama en el resultado final del debate. Espero firmemente que los días del dominio del oscurantismo estén llegando a su fin.

Leer más

No votes, a menos que te importe …

El siguiente vídeo, intitulado “Don’t Vote” ( No votes ), fue elaborado con el fin de estimular a los ciudadanos norteamericanos a registrarse para votar en las próximas elecciones del 4 de noviembre. Sus protagonistas son afamadas actrices y actores de Hollywood y la TV, quienes con un obvio mensaje de alerta, llaman a reaccionar frente a todo aquello que nos incumbe o nos debería importar.
El factor del abstencionismo, no precisamente militante sino producto de la ignorancia o la desidia, puede jugar un papel fundamental en el destino del país. No son pocos los norteamericanos que, prisioneros de su propia marginalidad en asuntos políticos, dejan de ejercer su derecho al voto, aunque paradójicamente, la política a la que son ajenos los victimiza luego, sin piedad.
El vídeo está en inglés, pero para los lectores que sólo hablan español, les dejo aquí el enlace al mismo vídeo publicado por El País (España), con subtítulos.


5 Friends

Leer más

Por qué voy a votar por Obama

Voy a votar, con absoluta decisión, por Barack Obama. Creo que Estados Unidos atraviesa un momento crucial en su historia y un conjunto de factores se han reunido para que estas elecciones representen algo más que la rutina democrática de la elección presidencial. Los dos períodos gubernamentales de George Bush y los republicanos al frente del Estado, han provocado tremendos cambios en Norteamérica y el mundo, que han afectado y afectan la Constitución y a fin de cuentas, la democracia. Los ciudadanos no tenemos otra opción democrática, en los actuales momentos, que apoyar la fórmula Obama-Biden.

En el siguiente artículo pretendo expresar las razones que me mueven a votar por el candidato del Partido Demócrata y espero con ello poner un grano de arena para que otros latinos, incluso aquellos que pueden estar confundidos, voten también por Obama-Biden.


Leer más
Creative Commons License