Cassini: Un adiós muy personal.

El  15 de septiembre, poco antes del mediodía en horas de Greenwich, la sonda espacial Cassini que orbitara Saturno y todo su sistema de anillos y lunas por 13 años, finalizó su contacto con La Tierra y se lanzó a las nubes del gigantesco planeta, terminando completamente con su existencia.

Hace veinte años, llegué a casa con una postal que – creo recordar – tenía la imagen del Ávila, la bella montaña guardiana de Caracas. En algún momento de ese día, pedí a Morella y nuestro hijo mayor Carlos Alberto, que firmaran la postal. En cuanto al pequeñín José, para entonces de poco más de cuatro años, le dije que colocara su manita derecha sobre la tarjeta y con el bolígrafo la transformé en silueta. Por último firmé yo. El destinatario final de las firmas en la postal era un DVD que viajaría a bordo de la nave espacial Cassini que despegaría en octubre del año 1997, con otras 616.396 firmas de todo el mundo. incluyendo las de miembros de la Sociedad Planetaria fundada por Carl Sagan, de la que yo formaba parte. Entonces vivíamos en Valencia, Venezuela, en una zona llamada El Trigal, que siempre asombraba por el verdor de sus árboles y sus bandadas de loros volando y gritando al atardecer.

Cassini abrió un mundo de maravillas y misterios a una especie inmadura y violenta, curiosa y depredadora, capaz de poner en duda las consecuencias de su actividad sobre el planeta único y especial en el que habitamos.

Cassini viajó durante 6 años y 261 días. Cuando comenzó a girar en torno al sistema saturniano ya hacía algunos años que nuestra vida había dado un vuelco y con tropiezos, alegrías y golpes, habíamos emigrado a otras tierras a reconstruirlo todo y nuestros hijos a construir su propio destino. Al llegar, la nave comenzó su torrente de información: inimaginables fotos de los anillos, el ingreso de la sonda Huygens a la luna Titán, repleta de lagos y ríos de metano, imágenes de las alucinantes auroras o el hexágono de nubes en los polos del planeta, el descubrimiento de nuevas lunas y la sorprendente revelación de que Encédalus uno de sus satélites, tiene géisers que expulsan agua al espacio en forma de hielo y que se trata de un astro con un gigantesco océano – probablemente de agua salada – en su interior.

De la perplejidad pasamos a la costumbre y ahora me doy cuenta que Cassini se transformó en un hecho cotidiano, en algo casi natural, obvio. De vez en cuando registré algunos de sus hallazgos en el blog, pero debo reconocer que esos trece años que orbitó Saturno, me parecen ahora un siglo.

Algo de mí se hunde con él en las profundidades del gigantesco mundo gaseoso. Algo se va para no volver jamás. Una etapa de la vida que se ha cerrado, con ganancias y pérdidas, pero con una marca que no nos abandona.

Una miríada de misterios aún exigen búsqueda e investigación. Las posibilidades de encontrar vida en las aguas de Encedalus brindan fascinación y esperanza a los futuros encuentros. No estoy seguro que podré estar presente en esos nuevos derroteros de la ciencia, pero agradezco a Cassini por lo que nos regaló a los humanos, a pesar de nosotros mismos.

Te has ido Cassini. Por la especie humana y por la ciencia te digo adiós, con todo mi corazón.

Enlaces:

Cassini: The Grand Finale (NASA)

Cassini en Wikipedia (Español)

Últimas fotos:

https://saturn.jpl.nasa.gov/news/3120/cassinis-final-images/

En las fotos: arriba, Saturno visto desde Cassini poco antes de su descenso final. Abajo, Encédalus visto al fondo de un Saturno magnificente, en los finales de Cassini.

Crédito de las fotos:

NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

Leer más

Otro planeta Tierra en nuestra vecindad

Como muchos, siempre he tenido la corazonada de que nuestro universo está lleno de planetas y con ellos, una buena cantidad de “Tierras”, es decir, planetas similares, que puedan albergar vida, tal como la conocemos. Pero mis corazonadas, por muy convencido que esté de ellas, son sólo eso hasta que se encuentren evidencias.
Desde hace algunos años el descubrimiento de planetas, más allá del Sistema Solar, se ha transformado casi en una rutina y se los llama exoplanetas. Los métodos para su localización se perfeccionan día a día (aunque son complejos) y se puede, en buena medida, obtener su probable masa, período orbital (tiempo que tarda en dar la vuelta a su estrella) e incluso su eventual composición. El grueso de los exoplanetas descubiertos son similares a Júpiter: gigantescos, gaseosos. Pero ayer un grupo de astrónomos ha dado una buena nueva a la comunidad científica y al mundo, al anunciar el descubrimiento de un planeta similar a La Tierra, con un radio 50% mayor y unas cinco veces más masivo. De acuerdo a los análisis, la temperatura en Gliese 581 c (que así lo han llamado, técnicamente), está entre los 0 y 40 grados centígrados, por lo que, de acuerdo con los científicos, podría haber agua líquida.

Leer más

El extraño hexágono de Saturno

El Sistema Solar está repleto de sorpresas y maravillas. ¿Observan el hexágono en la imagen? Es el polo norte de Saturno y allí, visible gracias a la tecnología de la nave Cassini que orbita al planeta anillado, se puede ver la figura geométrica sorprendente. Lo interesante es que hace casi 30 años, las naves Voyager 1 y 2, en su camino hacia el cosmos, observaron la misma característica en Saturno, de tal forma que las imágenes recientes son la confirmación de que se trata de un fenómeno de larga duración (al menos por tratarse de una formación en la atmósfera gaseosa de ese planeta). “Esta es una extraña característica, posada en una forma geométrica precisa con seis lados rectos cercanamente iguales” […] “Nunca hemos visto algo como esto sobre ningún otro planeta. Por cierto, la gruesa atmósfera de Saturno, donde las ondas de formas circulares y celdas convexas dominan, es tal vez el último lugar donde uno esperaría ver tal figura geométrica de seis lados, aunque allí está.” Tales declaraciones provienen de Kevin Baines, científico atmosférico y miembro del equipo del espectrómetro de la nave en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

Leer más

Cassini nos regala una postal nunca vista de Saturno

Es sencillamente hermoso. Allí está Saturno, majestuoso, en color natural, con sus impresionantes anillos girando a su alrededor.
La nave espacial Cassini, que se encuentra orbitando Saturno desde 2004, ha tomado esta estupenda y única imagen a una distancia de 1.23 millones de kilómetros del planeta. La foto fue tomada el 19 de enero de 2007. Como es obvio, la mancha negra que corta los anillos es la sombra de Saturno.
En el siguiente enlace pueden disfrutarse otras imágenes sensacionales de la misma serie. Se las recomiendo.

Crédito de la foto:
NASA/JPL/Space Science Institute

Clic en la imagen para agrandar.

Leer más

La foto ganadora

Puesta de sol en MarteEl 19 de mayo de 2005, el Rover Spirit, cumpliendo órdenes de La Tierra, dirigió su cámara panorámica hacia el oeste y capturó la puesta del Sol en el atardecer del día marciano (llamado sol) número 489 desde que inició su periplo por aquellas arenas rojas. Nuestra estrella aparece cerca de dos tercios del tamaño que le observamos en los ocasos desde La Tierra. La rutina, esa enemiga del asombro, ahoga las despedidas diarias del Sol sin que les prestemos la menor atención. En más de una oportunidad miro a mi alrededor para ver si alguien se siente como yo cuando, desde el auto, caminando, yendo o viniendo, presencio un globo naranja, gigantesco y majestuoso, hundirse en el horizonte de edificios y personas. Sin embargo, para los muchos a los que nos sobrecoge todavía nuestra pequeñez y la inmensidad del cosmos, una puesta de Sol desde el planeta Marte es un acontecimiento extraordinario, que no sólo expresa una descomunal proeza tecnológica sino que nos brinda otra perspectiva para reflexionar, desde un mundo árido, frío y solitario. Tal vez por ello, de entre todas, fue la fotografía escogida por el público en la consulta que efectuó la gente de la misión del Mars Exploration Rover.
Hacer clic sobre la imagen para agrandarla.

Créditos de la imagen: NASA/JPL/Texas A&M/Cornell

Leer más
Creative Commons License