Trump: ¿El fascismo americano?

 

March_on_Rome copy

No, no es Trump. Es Mussolini.


Anoche, mientras escuchaba a Donald Trump “aceptando” la nominación a presidente en la convención republicana, observé con tristeza el entusiasmo apasionado y el fervor patriótico e incondicional de sus seguidores. Trump les dio lo que deseaban, como el guardaparques que tira carne fresca a los leones, o el incendiario que esparce gasolina a la llama ardiente. “Ley y orden”, “Hacer que América sea grande nuevamente”, “Estamos en guerra”, “Debemos ser respetados nuevamente”, “América primero”, “Yo haré”, “Yo acabaré”, “Yo, yo, yo, yo”.

En su discurso reafirmó lo que fue una eterna letanía de la convención: Estados Unidos está viviendo una catástrofe en todos los órdenes, el peligro acecha, en el exterior por el islamismo radical, y al interior por la amenaza de los inmigrantes ilegales y las fronteras abiertas. A nivel mundial, según él, Hillary Clinton ha posibilitado gobiernos y fuerzas enemigas de América, en el interior, el presidente Obama ha estimulado la criminalidad, el caos y debilitado a los militares y las fuerzas de seguridad. Las soluciones pasan por darle el poder a él para restaurar la ley y el orden, expulsar a los inmigrantes ilegales, cerrar las fronteras con pueblos indeseables de donde vienen delincuentes (como México), construyendo un muro que aisle a la nación. Rescatar los valores “americanos” y hacer que el mundo “nos respete de nuevo”.

Anoche escuché el discurso del fascismo. Cada uno de los lemas, el contenido de los discursos, la siembra del temor para acudir a la fuerza, el nacionalismo imperial, son elementos básicos del discurso fascista. Tal como afirma la Constitutional Rights Foundation, algunas de las características clásicas del fascismo serían:

Leer más

En memoria de las niñas de Birmingham

Las cuatro niñas de BirminghamHace 43 años, un 15 de septiembre, 4 niñas afroamericanas murieron tras el estallido de una bomba en la Iglesia Bautista de la calle 16. Era domingo y participaban en la escuela dominical. Era domingo y asistían a su iglesia, a ejercer su fe, a reír, cantar y dar gracias al creador, de acuerdo con sus creencias. Era domingo, eran niñas, eran la vida. Pero su ciudad, Birmingham, en Alabama, estaba presa de racismo y odio.

Leer más

La “divertida” manera de reclutar estudiantes

Vía Boing Boing me enteré de un plan de reclutamiento de estudiantes para el partido republicano en la Universidad de Michigan que envolvía, entre otras actividades, algunas como “El día de capturar un inmigrante ilegal” y otra con el sugestivo título de “Día de la diversión con armas”.
De acuerdo con la información aparecida en esta nota y en esta otra, la alumna Morgan Wilkins, de la Universidad de Louisville, que ha sido contratada para organizar College Republicans (Republicanos Universitarios) a través del estado, dijo al The Michigan Daily, el domingo, que estaban considerando organizar eventos en los campus universitarios del estado donde los participantes dispararían sus armas de pelotas o pintura contra figuras prominentes del partido demócrata como la senadora Hillary Clinton y John Kerry. También señaló que podría llevarse a cabo un día de “Captura un Inmigrante Ilegal”, donde los estudiantes intentarían encontrar a voluntarios, escondidos en el campus, vistiendo una camisa con el escrito “inmigrante ilegal”.
Al parecer la noticia de las actividades propuestas, para estimular a los estudiantes hacia el partido republicano, ha causado revuelo en la tolda demócrata y republicana. El miembro del Comité Nacional Demócrata, Howard Dean, envió una carta a su contraparte del partido republicano exigiendo la denuncia y el cese inmediato de tales actividades.
Esta conducta no es nueva. La misma organización intentó llevar a cabo el juego “captura un inmigrante ilegal” en la Penn State University, que al final fue cancelado por el repudio masivo de grupos estudiantiles, incluyendo organizaciones latinas.
La información, aunque no me sorprende, me deja reflexionando una vez más sobre la actual situación de Estados Unidos, ni qué decir acerca de las universidades y el nivel cultural de los estudiantes a nivel nacional. Se juega con fuego. Se apela a las más bajas pasiones, a los resortes más primitivos de nuestros antepasados: xenofobia, temor a lo desconocido, etnocentrismo, violencia contra lo diferente. Mientras deambulemos por este camino seguiremos en las tinieblas.

La nota es un resumen, traducción libre, de los artículos arriba citados.

Leer más

Los nuevos parias

Los nuevos pariasEl mundo globalizado, cuyas fronteras desdibujan las corporaciones y la tecnología, tiene no obstante, la vana intención de repeler y constreñir en sus infiernos a aquellos pobres y maltratados que huyen de sus miserias y cometen el terrible crimen de luchar por su dignidad, su bienestar y el de sus descendientes. Ellos marchan por la misma motivación que ha movido a millones de seres humanos a lo largo de la historia: la búsqueda, la aventura, la lucha, en tierras desconocidas, sea huyendo de las tierras congeladas, de otras tribus, de la persecución religiosa, de la muerte de los campos de cultivo y el reino del hambre, de las villas miseria descompuestas, nidos de promiscuidad y matonaje; del terror policial de los gobiernos totalitarios.
La magnitud del desastre de una humanidad pobre, enferma y segregada, en el mundo de hoy, es directa consecuencia de la expoliación a que fueron sometidas gran parte de sus naciones de origen. No pocas de las riquezas de la moderna Europa fueron construidas con el sudor y el esfuerzo de países sometidos. África es uno de los mejores ejemplos de ello, aunque también podríamos incluir a unas cuantas naciones asiáticas. Los pueblos sometidos, en muchos casos, debieron asumir el idioma de los conquistadores: inglés, francés, italiano, por mencionar el paso de los otrora imperios sobre África y Asia.

Leer más

Roger Waters en Israel: Tear down the wall!

Roger Waters¡Tiren abajo el muro! ( Tear down the wall!) una frase que resalta en los gritos de una multitud de voces que van in crescendo, hasta que el muro revienta, frente a nosotros, dejándonos estupefactos, conmovidos, satisfechos; entonces emprendemos la reconstrucción de la vida … sin muros. Roger Waters, creador fundamental de la genial obra “La Pared”, fundador de Pink Floyd, una de las bandas de rock más importantes del siglo XX, tomó el atomizador con pintura roja y escribió la frase en el muro infame que divide la ribera occidental de Israel, para aislar a los palestinos en Belén.

Leer más
Creative Commons License