Venezuela: tal vez se ha iniciado la insurrección popular.

Los últimos días, multitud de jóvenes enardecidos han decidido exponerse frente al acoso de la Guardia Nacional y la brutal represión. En una conversación entre un joven “encapuchado” y un guardia nacional, el muchacho le dice: “Tal vez mañana tu vas a estar cenando con tu hija, con tu hijo, con tu esposa y pensarás ‘coño la vaina está jodida vamos a ver que es lo que me decía el encapuchado ese… a lo mejor tiene razón …’”. Luego continuó: ” Si ustedes [refiriéndose a la Guardia Nacional] mañana dicen ‘vamos a toma el país, vamos a echarle bolas’ te lo juro que van a contar con nosotros …” […] ” Más importante que tu uniforme y tus estrellas y más importante que mi vida, es Venezuela. Tú puedes quitarte el uniforme y yo puedo dar mi vida. Yo estoy haciendo lo que puedo hacer.” (Fragmentos extraídos de un diálogo entre un ciudadano y un guardia nacional, presenciado a través de WhatsApp).

A las palabras de este joven se unen las cada vez más masivas protestas y en especial la reciente poblada en San Félix, llena de gente humilde que probablemente votó por Chávez, sus hijos o nietos lanzando piedras, palos, botellas, lo que encontraran a su paso, hacia el presidente de Venezuela Nicolás Maduro, quien se dirigía a un acto de conmemoración de la batalla liderada por el prócer Manuel Piar por la independencia. Maduro hubo de retirarse. A pesar del silencio de la TV comercial y de la oficial, la bola del incidente se corrió. De Venezuela nos llegan las noticias, no por las agencias televisivas, sino por la comunidad de medios sociales en Internet. Son nuestros familiares y amigos, muy lejanos de ser fascistas. La gente está estallando, los pobres están hartos. Son los que tienen que hacer las colas para no conseguir nada, los que no consiguen medicinas, los que han tenido que soportar el imperio de los colectivos y el malandraje de los bachaqueros. Los que además sortean cada día al hampa, y en medio de todo buscan sonreír a sus hijos, o nietos. Son también los que votaron por Chávez, esperanzados en una Venezuela mejor. Muchos de ellos aún creen que con Chávez vivo esto no habría pasado. Los entiendo, pero están equivocados. Los superhéroes, los caudillos, no representan su liberación. Chávez pudo ser y hacer porque tenía las manos llenas de dinero por la bonanza petrolera. Pero la prueba de su fracaso es justamente que dejó un país más dependiente del petróleo. No organizó la economía al servicio de los trabajadores, dándoles el control de organizar y planificar. Por el contrario, generó una nueva burguesía, aliada a viejos burgueses venezolanos (sí, así es) y sentó las bases para el desarrollo de una espesa capa lumpen que controló el estado y los militares, estableciendo nexos profundos con el narcotráfico y con esta nueva burguesía corrupta y viciosa, pegada al Estado.

Leer más

Obama, the Man of the XXI century

We have had the privilege, my family and I, to be witnesses and humble participants in a historic event: Barack Obama’s victory for the United States presidency. For all of us who supported him, there is a profound sensation that it wasn’t just about fighting to change the disastrous policies of the last 8 years, there was something more. Several months back, when Obama was still battling in the primaries for the Democratic nomination, a Venezuelan friend of mine said that numerous people had told him there was no hope that the “colored one” would win. I then responded that the Obama phenomenon wasn’t simply another candidacy, but that behind him a social process was being expressed, which grew exponentially and went beyond the circumstantial to become historical.

Leer más

The last Debate: Authenticity vs Cynicism

It has been said insistently that the third debate, the last between Obama and McCain before election day, was the best of all three. I agree with that opinion, yet I would like to point out some brief observations:

  1. That the debate has revolved fundamentally around the political, economical and ideological positions of both candidates is only a result of the tremendous failure by Republican leaders and the orientation they attempted to give the campaign, based on instigating a sense of fear in Americans towards Obama.
    Fear mongering has been a constant in Republican campaigns. Already during the 1936 election – for example – the telephone operators of the Chicago Tribune, which was owned by an ultra-conservative colonel, would answer calls upon with this refrain: “Hello. Chicago Tribune. Only 10 days left to save the American way of life.” (Quoted by Richard Stengel. Time Magazine, March 3, 2008, page 6.)
    Contrary to what they supposed, the accusations of terrorism, and the racist incitations focused on Obama’s name and origin, crashed against the increasing animosity of Americans to this kind of manipulation. Sarah Palin, in charge of playing the dirty games, mudded up McCain’s image and pushed away numerous Republicans who, in honesty, cannot share such methods.

  2. Obama was weak especially during the first part. Not because his adversary was right but due to an attitude of non-confrontation. I believe his weakest moment took place when he allowed McCain to have his way asserting he was not George Bush. In doing so, the Republican candidate intends, though very belatedly, to present himself as the definite alternative to the disastrous Republican administration of the last 8 years. But such an affirmation is false and cannot be conceded. The fact that McCain had and has differences with the current president doesn’t position him in a clash with the government. On the substantial (the economy, the war, health care, education,) McCain was a supporter of his party’s government. Far from being an alternative, he is the only way for Republican leaders to perpetuate themselves for another 4 years in power and continue in the disastrous direction that has tainted the life of this country under the rule of Bush-Cheney.

  3. In spite of his weakness in the first part of the debate, Obama convinced me even more because he exhibited something McCain was not capable of showing: absence of cynicism. To be totally honest, it had been many years I hadn’t seen a politician so in lack of cynicism, so humanely a leader.

Despite the flat points, all the polls favor Obama on the final result of the debate. I firmly hope that the ruling days of obscurantism are reaching their end.

Thank you son, for the translation to English

Leer más

El debate final: autenticidad versus cinismo

Se dice insistentemente que el tercer debate, último antes de la votación, entre Obama y McCain, fue el mejor. Soy de la misma opinión, pero me gustaría comentar algunas observaciones breves:

  1. Que el debate haya girado fundamentalmente en torno a las posiciones políticas, económicas e ideológicas de ambos contendientes es fruto del estrepitoso fracaso de la orientación que los dirigentes republicanos quisieron dar a la campaña, basada en infundir el temor en los norteamericanos hacia Obama.
    Jugar con el miedo ha sido una constante en las campañas republicanas. Ya en las elecciones del año 1936 – por ejemplo – las operadoras telefónicas del Chicago Tribune cuyo propietario era un coronel archi-conservador, respondían al teléfono con este estribillo: “Hola. Chicago Tribune. Sólo quedan 10 días para salvar el modo de vida americano”. (Citado por Richard Stengel, en la revista Time 3 de marzo de 2008, pag. 6)
    Al contrario de lo que suponían, las acusaciones de terrorista, y las incitaciones racistas enfocadas en el nombre y origen de Barack Obama, se estrellaron con la cada vez mayor animosidad de los norteamericanos a esta manipulación. Sarah Palin, encargada de hacer el juego sucio, enlodó a McCain y espantó a numerosos republicanos que, con honestidad, no pueden compartir tales métodos.

  2. Obama estuvo débil especialmente en la primera parte. No porque su adversario tuviera razón, sino por la actitud de Obama de no confrontar. Creo que su punto más débil fue cuando permitió que McCain se saliera con la suya al afirmar que él no era George Bush. Con ello, el candidato republicano intenta, aunque muy tarde, presentarse como la alternativa definitiva al desastroso gobierno republicano de los últimos 8 años. Pero tal afirmación es falsa y no se puede conceder. Que McCain haya tenido y tenga diferencias con el actual Presidente no le ubica enfrentado al gobierno. En lo esencial (economía, guerra, salud, educación) McCain fue un sostenedor del gobierno de su partido. Lejos de ser una alternativa, es el único camino que tienen los dirigentes republicanos para perpetuarse otros cuatro años en el poder y proseguir sustancialmente la nefasta orientación que ha marcado la vida del país bajo la égida de Bush-Cheney.

  3. A pesar de la debilidad en la primera parte del debate, Obama me convenció aún más porque exhibió algo que McCain no fue capaz de mostrar: ausencia de cinismo. Para ser franco, tenía muchos años que no veía a un líder político tan carente de cinismo, tan humanamente dirigente.

A pesar de los puntos flacos, todas las encuestas favorecen a Obama en el resultado final del debate. Espero firmemente que los días del dominio del oscurantismo estén llegando a su fin.

Leer más

Por qué voy a votar por Obama

Voy a votar, con absoluta decisión, por Barack Obama. Creo que Estados Unidos atraviesa un momento crucial en su historia y un conjunto de factores se han reunido para que estas elecciones representen algo más que la rutina democrática de la elección presidencial. Los dos períodos gubernamentales de George Bush y los republicanos al frente del Estado, han provocado tremendos cambios en Norteamérica y el mundo, que han afectado y afectan la Constitución y a fin de cuentas, la democracia. Los ciudadanos no tenemos otra opción democrática, en los actuales momentos, que apoyar la fórmula Obama-Biden.

En el siguiente artículo pretendo expresar las razones que me mueven a votar por el candidato del Partido Demócrata y espero con ello poner un grano de arena para que otros latinos, incluso aquellos que pueden estar confundidos, voten también por Obama-Biden.


Leer más
Creative Commons License