Una foto y un hijo.


A Carlos Alberto.


Siempre me sorprendo a mi mismo repasando el ayer, los momentos felices y los que no,en una especie de evaluación perpetua que sólo encaja porque tengo 62 años y los ojos, la piel, ven y sienten de una manera diferente. Sin embargo, siempre he sido así, lo siento. De niño, especialmente luego que falleciera mi padre, pensaba en el futuro de una forma singular. Me gustaba encontrar un rincón, o una calle, y me decía: “cuando tenga 45 años, me pararé en este mismo sitio y recordaré este momento”. Tal vez pueda pensarse que no es posible que un pequeño de 11 ó 12 años se viera a sí mismo proyectado en las décadas por venir, pero ese era yo. Aún más asombroso es el hecho de que puedo recordar aún ciertos sitios asociados a esos episodios de visiones supra temporales. Pensé tantas cosas, y tantas se desvanecieron en el camino. Soñé, soñé mucho, pero por más que elaborara caminos de realización y fantasía, no pude imaginar, ni cercanamente, qué tragedias me esperaban, tan pronto y qué maravillas marcarían mi destino.


Cuando repaso mi vida, me sacude una y otra vez la perplejidad de ser padre, de tener dos hijos que son frutos del amor, que perdura en las huellas que dejan incontables momentos, miradas, risas, llantos, silencios, complicidad.


Era el final de 1983. Viajamos a Caracas a respirar el aire de nuestra ciudad amada, ver a la familia, los amigos, reír y soñar. Queríamos dejar atrás el estrés del trabajo en Puerto Ordaz, y seguir los consejos de la doctora que atendía a Morella para ver si podíamos crear un ser, una vida, con nuestro polvo de estrellas. Idas y venidas, tomas de temperatura, pastillas, intento tras intento y nada, no había embarazo. “Descansa Morella – no pienses más en ello y volveremos al tratamiento el próximo año”.


Le tomamos la palabra y ese, entonces, era nuestro plan en Caracas. Nos quedamos en el apartamento de nuestra amiga Isabel, en Parque Central, un lugar que también fue nuestro terruño por algún tiempo. Comimos helados, hallacas, pan de jamón, fuimos al cine, caminamos por Chacao y Sabana Grande, tal vez fuimos al Ávila, bebimos, bailamos e hicimos el amor. Y tomé fotografías … con mi cámara soviética, Zenit – que aún conservo -. Un día, al levantarnos de la cama, frente al espejo del baño, la vi, hermosa, sensual, profunda, eterna. Busqué la cámara y le dije que se dejara llevar. La capturé así. Entonces no sabíamos que dentro de ella estaba pulsando el corazón de Carlos Alberto.


La buena nueva nos llegó unos días después, cuando quisimos corroborar qué pasaba con el cuerpo y el hambre de Morella.


Cuando repaso mi vida y revisito esos momentos me siento afortunado. Tuve y he tenido amor y mis hijos me han llenado de felicidad profunda.


Ya no está mi Caracas, he perdido viejos amigos y una amiga irreemplazable, varios hermanos partieron para siempre. Hay muchos sueños rotos cuyos cristales astillados hieren mi alma, pero en el repaso de lo que hemos transitado juntos, el éxito lo mido por el amor y sus frutos. Hoy, que Carlos Alberto cumple años escribo estas líneas como un homenaje a él, nuestro primer hijo, nuestro orgullo, puro amor. Y aquí expongo la foto, que espero que quede por muchas décadas como un testimonio de lo que fuimos y lo que seríamos.

Leer más

¡Nuevas fotos! “Cuando llegué del trabajo”

Morella, marzo 2009

Aquí estoy de nuevo, sin muchas pretensiones, para advertir que voy a actualizar mi galería de fotos con un montón de imágenes que tengo acumuladas.

Para comenzar con buen pie, publico las fotos que le tomé anoche a mi adorada Morella, que me esperaba con un nuevo color de pelo que la hace lucir estupenda.

Leer más

Una nube en la frontera

La imagen, tomada por un astronauta de la Estación Espacial Internacional, muestra una nube noctilucente (Noctilucent Cloud), justo a la hora del crepúsculo sobre el área de Mongolia, en el Asia Central.
Las nubes noctilucentes han despertado el interés de los científicos recientemente, pues su creciente número y lugar de aparición, pudiera estar relacionado con el cambio climático global debido a la interferencia humana.
Se cree que están constituidas por cristales de hielo y se ubican en la frontera entre la atmósfera terrestre y el espacio exterior, en una zona donde la temperatura, en el verano polar boreal – por ejemplo – ronda los -140 ºC ( -220 ºF).
Su cada vez mayor importancia ha llevado a una más profunda investigación de las mismas a través de los proyectos Odin (Suiza) y el AIM (Aeronomy of Ice in the Mesosphere).
La foto fue capturada por un astronauta de la Estación Espacial Internacional, el 22 de julio de 2008, a una altitud de 321 kilómetros. ¡Una belleza! (Hacer clic para verla a mayor resolución).

Créditos de la foto:
Image Science and Analysis Laboratory, NASA-Johnson Space Center.

Fuente:
Earth Observatory (NASA)

Enlaces:
Noctilucent Clouds (Wikipedia, en inglés)

Nubes Noctilucentes

El misterio de las nubes noctilucentes (BBC Mundo, español)

Leer más

¡Nuevas fotos! Un montón

Poco duró el tiempo libre. Sigo afanado en poner a punto la bitácora y actualizar el software, cosa que puede ser – en ocasiones – bastante complicada, en especial cuando se ha dejado de mantener durante tanto tiempo.
Como dije en la nota anterior, la Galería de fotos está viva y coleando y ahora con una gran cantidad de álbumes nuevos con decenas de fotos. Para aquellos que desean echar una ojeada a algunos momentos de nuestras vidas en el último año, en especial nuestros amigos y familiares, les recomiendo ingresar al álbum de En Orlando, encontrarán 11 nuevos sub-álbumes; también hay dos nuevas adiciones en Familiares y amigos.
Por ahora no se pueden dejar comentarios, pero espero habilitar esa función en los próximos días, a ver que tal trabaja y, siempre que no haya mucho spam, la dejaré o no.

Leer más

La galería de fotos, funcionando y con nuevo aspecto

¡Al fin! Después da batallar un poco, he subido todas las fotos de la galería original, que hacía uso del software “Gallery 1” y la he actualizado a la versión 2. Me parece que está bien. He escogido el tema “carbon” que me gusta bastante por su elegancia y el resalte de la imágenes. Pronto voy a incluir un montón de fotos que tenemos de todo este tiempo que estuve separado de la bitácora.
Como siempre, para ir a la galería, basta pulsar sobre el menú Galería de Fotos, o aquí mismo, si les da flojera buscar en la página. Espero les guste.

Leer más
Creative Commons License