La intolerancia fundamentalista de nuevo contra Rushdie

Poco después de enterarse del otorgamiento del Título de Caballero al escritor Shalman Rushdie, por parte de Gran Bretaña, el ministro paquistaní de Asuntos Religiosos declaró: “Si alguien lanza ataques con bombas pegadas a su cuerpo para defender el honor del profeta, está justificado”. Ante la evidencia de que estaba fomentando el terrorismo, abiertamente, el Ministro “suavizó” sus afirmaciones alegando que: “Si alguien se hace estallar, sentirá que sus actos están justificados. ¿Cómo podemos combatir el terrorismo cuando un blasfemo es recompensado por Occidente?”.
Si alguna vez he estado persuadido del terrible monstruo del fundamentalismo religioso es ahora. En este caso, la intolerancia contra Shalman Rushdie vuelve por sus fueros. Recordemos que el escritor fue sentenciado a muerte por el Ayatolá Jomeini, en 1989, por escribir el libro “Los versos satánicos”. El edicto islámico, sancionado por el Ayatolá, no se circunscribió al autor del libro sino a todos aquellos que ayudaron a su publicación. Rushdie debió vivir escondido durante casi nueve años. Ahora nuevamente – y esta vez propiciado abiertamente por las autoridades de Paquistán (recordemos que tienen arsenal nuclear) – se estimula el asesinato contra el escritor, e incluso se promueve el ataque a los británicos, al justificar un ataque suicida para “salvar la honra” del Profeta. Por supuesto Irán también ha protestado. El culto a la muerte, de una concepción fanática y bárbara, se utiliza para amenazar a todo aquello que no se encuadre con sus preceptos.

Un comentario

  1. Mi admiración a Rushdie, a Pamuk, y a todas las voces independientes del Medio Oriente. Luces en medio de la oscuridad fundamentalista.

Escribir un comentario

Creative Commons License