Google deshoja la margarita en China

Google ChinaLas declaraciones de Sergei Brim, uno de los dos creadores de Google, han demostrado que al menos resintieron el rechazo de millones de personas en el mundo que no aplaudimos o “miramos para otro lado” cuando decidieron aceptar los términos de la casta totalitaria del gobierno chino:

“Nosotros sentimos que tal vez podrían comprometerse nuestros principios pero, en última instancia, proveeríamos más información a los chinos y seríamos un servicio más efectivo y quizás haríamos la diferencia”…”Tal vez, ahora, la aproximación basada en los principios luce más sensata”.

Durante los días anteriores al aniversario de la masacre de Tiananmen, la versión internacional del buscador fue sistemáticamente interrumpida y las autoridades han confesado que lo han bloqueado por no someterse cabalmente a las directrices. Sin embargo, nadie sabe cuáles son las directrices, puestos que éstas son susceptibles a los ánimos de la realidad de cada día y los funcionarios determinan, sobre la marcha, qué conviene y qué no conviene. Brim incluso insinuó que Google podría dar marcha atrás, aunque parece que no por ahora. Google.com está de nuevo habilitado y la ambigüedad en las declaraciones sobre su futuro en China asoma, ojalá, una sana crisis que sería deseable, se profundizara.

Escribir un comentario

Creative Commons License