El horror en Gaza

Ante el estupor y la indignación de todos aquellos que en el mundo, valoramos la vida, la justicia y repudiamos el racismo, la segregación y la opresión de toda índole, el gobierno israelí ha invadido las calles de Gaza, asesinando a su paso a niños y mujeres, palestinos civiles, que viven el reino del Apartheid al que les ha condenado Israel. Por otro lado, los terroristas de Hamas reúnen nuevas “justificaciones” para seguir en su macabro juego de provocaciones y asesinatos de judíos inocentes. No podrían haber obrado mejor, en su afán de conseguir que el odio crezca y con ello, el desenfrenado tronar de las armas. Las víctimas nunca regresarán de sus tumbas. Para los fundamentalistas islámicos siempre habrá un Dios que premia su martirio, aunque parece que a ese Dios no le interesa resolver el conflicto. Para el gobierno israelí, “guerra avisada no mata civiles”, así que parece decirles: “huyan de sus casas, de sus habitaciones y escuelas. Corran lejos de sus ciudades y calles. Dejen atrás sus recuerdos, y sus camas, porque las vamos a bombardear. Nosotros no somos asesinos, porque fuimos vícitmas de los nazis”.

Pero la historia demuestra una vez más, que las víctimas de ayer,  pueden transformarse en los victimarios de mañana. Así, el gobierno de un pueblo efectivamente asesinado y torturado por el nazismo infame, encuentra razones para justificarse a sí mismo cuando acaban con la vida de centenares de civiles, y nutre el odio, aprovechando el fundamentalismo obsecado de Hamas y el desprecio por el pueblo palestino, a quienes ha arrebatado tierras, condenado a las peores condiciones de vida, a muros de separación y Apartheid.

No vemos que la administración de Obama, levante su voz categóricamente contra estos crímenes. Sólo habla de “preocupados” por las cifras de civiles muertos. ¡Qué verguenza!

Escribir un comentario

Creative Commons License