El fin de Bin Laden y el renacer de la esperanza.

La muerte de Osama Bin Laden, ejecutada a manos de un cuerpo élite del ejército de Estados Unidos, los Navy SEALs, fue saludada con el regocijo de las multitudes –de todas las etnias y razas de la Nueva York cosmopolita– quienes festejaron en las calles, entre risas, llantos y remembranzas de sus hijos, hermanos, padres, madres, esposos o esposas, asesinados vilmente en el acto terrorista que cambió la faz del mundo para siempre, el 11 de septiembre del año 2001. Con todo derecho, el pueblo norteamericano ha celebrado la muerte del asesino Bin Laden, que supo aprovechar el resentimiento contra Estados Unidos en el mundo árabe para fomentar, bajo las banderas del fundamentalismo, el terrorismo sangriento e irracional. Con el fin de lograr su cometido, se otorgó a sí mismo el derecho de disponer de las vidas de civiles e inocentes a lo largo del planeta y buscó exacerbar el odio y la intolerancia entre sus seguidores. Como todo fanático, estimuló la obediencia y la fe ciega en sus preceptos y disposiciones y se sirvió de la religión para sus fines. Las religiones, que preconizan la aceptación ciega de las doctrinas, son siempre un vehículo ideal para enfrentar a los seres humanos.

Leer más

La nueva etapa de ExtempForaneo

Ha pasado mucho tiempo desde que escribía cotidianamente en mi blog. ExtempForaneo fue producto de un impulso y una inquietud por expresar las cosas que pasaban por mi mente. Mi percepción del mundo, las ganas de compartir algún descubrimiento en mis viajes internaúticos, o los relatos para recordar el pasado, los ancestros, y así dejar una huella “impresa” en letras virtuales.

A pesar de no habérmelo propuesto, ExtempForaneo se ganó un puesto modesto, pero respetable, en el mundo de los blogs en español  escrito desde Estados Unidos.

Leer más
Creative Commons License