Cassini: Un adiós muy personal.

El  15 de septiembre, poco antes del mediodía en horas de Greenwich, la sonda espacial Cassini que orbitara Saturno y todo su sistema de anillos y lunas por 13 años, finalizó su contacto con La Tierra y se lanzó a las nubes del gigantesco planeta, terminando completamente con su existencia.

Hace veinte años, llegué a casa con una postal que – creo recordar – tenía la imagen del Ávila, la bella montaña guardiana de Caracas. En algún momento de ese día, pedí a Morella y nuestro hijo mayor Carlos Alberto, que firmaran la postal. En cuanto al pequeñín José, para entonces de poco más de cuatro años, le dije que colocara su manita derecha sobre la tarjeta y con el bolígrafo la transformé en silueta. Por último firmé yo. El destinatario final de las firmas en la postal era un DVD que viajaría a bordo de la nave espacial Cassini que despegaría en octubre del año 1997, con otras 616.396 firmas de todo el mundo. incluyendo las de miembros de la Sociedad Planetaria fundada por Carl Sagan, de la que yo formaba parte. Entonces vivíamos en Valencia, Venezuela, en una zona llamada El Trigal, que siempre asombraba por el verdor de sus árboles y sus bandadas de loros volando y gritando al atardecer.

Cassini abrió un mundo de maravillas y misterios a una especie inmadura y violenta, curiosa y depredadora, capaz de poner en duda las consecuencias de su actividad sobre el planeta único y especial en el que habitamos.

Cassini viajó durante 6 años y 261 días. Cuando comenzó a girar en torno al sistema saturniano ya hacía algunos años que nuestra vida había dado un vuelco y con tropiezos, alegrías y golpes, habíamos emigrado a otras tierras a reconstruirlo todo y nuestros hijos a construir su propio destino. Al llegar, la nave comenzó su torrente de información: inimaginables fotos de los anillos, el ingreso de la sonda Huygens a la luna Titán, repleta de lagos y ríos de metano, imágenes de las alucinantes auroras o el hexágono de nubes en los polos del planeta, el descubrimiento de nuevas lunas y la sorprendente revelación de que Encédalus uno de sus satélites, tiene géisers que expulsan agua al espacio en forma de hielo y que se trata de un astro con un gigantesco océano – probablemente de agua salada – en su interior.

De la perplejidad pasamos a la costumbre y ahora me doy cuenta que Cassini se transformó en un hecho cotidiano, en algo casi natural, obvio. De vez en cuando registré algunos de sus hallazgos en el blog, pero debo reconocer que esos trece años que orbitó Saturno, me parecen ahora un siglo.

Algo de mí se hunde con él en las profundidades del gigantesco mundo gaseoso. Algo se va para no volver jamás. Una etapa de la vida que se ha cerrado, con ganancias y pérdidas, pero con una marca que no nos abandona.

Una miríada de misterios aún exigen búsqueda e investigación. Las posibilidades de encontrar vida en las aguas de Encedalus brindan fascinación y esperanza a los futuros encuentros. No estoy seguro que podré estar presente en esos nuevos derroteros de la ciencia, pero agradezco a Cassini por lo que nos regaló a los humanos, a pesar de nosotros mismos.

Te has ido Cassini. Por la especie humana y por la ciencia te digo adiós, con todo mi corazón.

Enlaces:

Cassini: The Grand Finale (NASA)

Cassini en Wikipedia (Español)

Últimas fotos:

https://saturn.jpl.nasa.gov/news/3120/cassinis-final-images/

En las fotos: arriba, Saturno visto desde Cassini poco antes de su descenso final. Abajo, Encédalus visto al fondo de un Saturno magnificente, en los finales de Cassini.

Crédito de las fotos:

NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

Leer más

La humanidad se posa sobre un cometa, a pesar de nuestras pesadillas.

En una hazaña sin precedentes, la misión Rosetta, de la Agencia Espacial Europea, ha logrado posar una nave de investigación científica sobre la superficie de un cometa. La nave matriz, enviada hace casi once años, logró sortear enormes dificultades en su largo viaje al cometa 67P/Churyumov–Gerasimenko. La “curiosidad” humana por obtener información directa sobre los cometas es parte de la curiosidad por conocer nuestros orígenes: los cometas son portadores de la composición primigenia que tenía nuestro sistema solar. Se sostiene que ellos fueron fundamentales para el surgimiento de la vida, y la composición de nuestra atmósfera. En su travesía, desde marzo del año 2004 hasta ahora, la humanidad ha dado sobradas muestras de su barbarismo. Mientras un pequeño sector intenta descifrar los misterios de nuestros primeros pasos en el cosmos, los gobiernos, en mayor o menor medida, los ejércitos, los políticos, las grandes corporaciones, los reyes, dictadores de izquierda y derecha, han mostrado cuán lejos, pero cuán lejos, estamos de ser una especie digna del planeta que nos alberga. Hemos visto cortar cabezas, invasión de territorios, asesinatos de niños y gente inocente en masa, abuso del poder y miseria.

Rosetta se ha posado sobre un cometa. Es una gigantesca hazaña. Triste sí, que la más grande de todas, vivir en paz, amarnos y prosperar en libertad y sin hambre, sea hasta ahora un imposible…

Fotos en flickr

Leer más

El horror en Gaza

Ante el estupor y la indignación de todos aquellos que en el mundo, valoramos la vida, la justicia y repudiamos el racismo, la segregación y la opresión de toda índole, el gobierno israelí ha invadido las calles de Gaza, asesinando a su paso a niños y mujeres, palestinos civiles, que viven el reino del Apartheid al que les ha condenado Israel. Por otro lado, los terroristas de Hamas reúnen nuevas “justificaciones” para seguir en su macabro juego de provocaciones y asesinatos de judíos inocentes. No podrían haber obrado mejor, en su afán de conseguir que el odio crezca y con ello, el desenfrenado tronar de las armas. Las víctimas nunca regresarán de sus tumbas. Para los fundamentalistas islámicos siempre habrá un Dios que premia su martirio, aunque parece que a ese Dios no le interesa resolver el conflicto. Para el gobierno israelí, “guerra avisada no mata civiles”, así que parece decirles: “huyan de sus casas, de sus habitaciones y escuelas. Corran lejos de sus ciudades y calles. Dejen atrás sus recuerdos, y sus camas, porque las vamos a bombardear. Nosotros no somos asesinos, porque fuimos vícitmas de los nazis”.

Pero la historia demuestra una vez más, que las víctimas de ayer,  pueden transformarse en los victimarios de mañana. Así, el gobierno de un pueblo efectivamente asesinado y torturado por el nazismo infame, encuentra razones para justificarse a sí mismo cuando acaban con la vida de centenares de civiles, y nutre el odio, aprovechando el fundamentalismo obsecado de Hamas y el desprecio por el pueblo palestino, a quienes ha arrebatado tierras, condenado a las peores condiciones de vida, a muros de separación y Apartheid.

No vemos que la administración de Obama, levante su voz categóricamente contra estos crímenes. Sólo habla de “preocupados” por las cifras de civiles muertos. ¡Qué verguenza!

Leer más

Siete vueltas y dos niños.

Intento manejar bicicleta todos los días –bueno al menos 4 ó 5 de la semana– como forma no sólo de diversión sino por mi salud. Pero el verano, que siempre comienza antes en la Florida, me lo hace un oficio más pesado.  Hace unos días salí a dar mis vueltas alrededor del lugar donde vivo. Me toma 5 minutos aproximadamente dar un giro completo. Por ahora doy 7 vueltas. A las 6:45 de la tarde el sol floridiano todavía castiga duramente. Las calles están absolutamente iluminadas y muchos niños salen a jugar con sus bicicletas, patinetas, triciclos. En los años que hemos vivido en este lugar hemos visto aumentar y disminuir la cantidad de pequeños en los jardines y calles. Como las mareas que suben y bajan, tales oscilaciones obedecen a la rápida rotación de gente que pasa por aquí. Somos de los pocos que hemos permanecido viviendo en el mismo sitio por tanto tiempo (seis años ya). Con la crisis económica y la recesión la “movilidad” ha aumentado. Es triste ver grupos de chiquillos que se hacen tan amigos y de pronto se separan … se van para no regresar. Generalmente para ir a un lugar más difícil, con menos posibilidades y más riesgo.

Leer más

El fin de Bin Laden y el renacer de la esperanza.

El fin de Bin Laden y el renacer de la esperanza.

La muerte de Osama Bin Laden, ejecutada a manos de un cuerpo élite del ejército de Estados Unidos, los Navy SEALs, fue saludada con el regocijo de las multitudes –de todas las etnias y razas de la Nueva York cosmopolita– quienes festejaron en las calles, entre risas, llantos y remembranzas de sus hijos, hermanos, padres, madres, esposos o esposas, asesinados vilmente en el acto terrorista que cambió la faz del mundo para siempre, el 11 de septiembre del año 2001. Con todo derecho, el pueblo norteamericano ha celebrado la muerte del asesino Bin Laden, que supo aprovechar el resentimiento contra Estados Unidos en el mundo árabe para fomentar, bajo las banderas del fundamentalismo, el terrorismo sangriento e irracional. Con el fin de lograr su cometido, se otorgó a sí mismo el derecho de disponer de las vidas de civiles e inocentes a lo largo del planeta y buscó exacerbar el odio y la intolerancia entre sus seguidores. Como todo fanático, estimuló la obediencia y la fe ciega en sus preceptos y disposiciones y se sirvió de la religión para sus fines. Las religiones, que preconizan la aceptación ciega de las doctrinas, son siempre un vehículo ideal para enfrentar a los seres humanos.

Leer más

La primera órbita de Gagarin

Hace 50 años, el cosmonauta soviético Yuri Gagarin circunnavegó la Tierra en lo que fue la primera visita humana al espacio. A bordo de la nave Vostok 1, Gagarin pudo ver con sus propios ojos aquella superficie hermosa y brillante de un planeta impregnado de vida y muerte. La hazaña, que aguijoneó el orgullo de los Estados Unidos y catapultó sus objetivos, mostró la capacidad del género humano para sortear escollos, proponerse metas, conquistar y aceptar desafíos. Entre la curiosidad y el poder, hemos—desde entonces—penetrado nuestro sistema solar, posado los pies en la Luna y construido una estación espacial internacional. Pero hemos sido—como entonces—incapaces de vencer el hambre, los odios religiosos, el fanatismo depredador, las monstruosas guerras y la vileza de la ambición material. Nuestra especie, mezcla rara de cualidades y barbarismos, todavía se debate entre avanzar los escalones de la inteligencia o descender a los infiernos de la barbarie y la autodestrucción.
Hubo una primera órbita … alrededor de un planeta lleno de angustias, amor, esperanzas, dolor, como hoy.

En un hermoso homenaje a aquel logro y a su protagonista, Yuri Gagarin, el proyecto first orbit ha realizado un filme que reproduce el primer vuelo tripulado al espacio usando escenas suministradas por la Estación Espacial Internacional, el sonido original de la comunicación entre el cosmonauta y el control en tierra y numerosas fotografías de los archivos históricos rusos. Al verlo, me pasaron por la mente tantos recuerdos de mis sueños infantiles y mi ingenua visión del futuro humano. Por favor, denle un vistazo, déjense llevar por la emoción del momento y recordemos la hazaña como parte de lo mejor de nosotros mismos.

Leer más
Creative Commons License