Alicia, la de este mundo.

Alice Liddell

No quiero dejar pasar lo que resta del día sin recordar, al menos por una vez en este blog, a la hermosa niña que inspiró la fantástica obra de Lewis Caroll: Alicia en el país de las maravillas y A través del Espejo y lo que Alicia encontró allí. Se trata de Alice Pleasance Liddell, quien nació un cuatro de mayo de 1852, hace 159 años.

He sido un admirador de Carroll desde que lo leí por vez primera. Conforme fui creciendo mi manera de ver el «país de las maravillas» y sus personajes fue cambiando, pero no para decepcionarme o disminuir mi interés, sino por el contrario para aumentarlo, encontrando nuevas dimensiones a ese «disparatado» mundo, tan fuera de orden y reglas, tan irreverente.

Alice Liddell y sus hermanas viajaban por el río Támesis en un soleado día de verano. La niña de diez años  pidió al reverendo Charles Dodgson (nombre real de Lewis Carroll) que les contara un cuento para divertirlas.

Leer más

Habla Günter Grass

El diario El País publica hoy una conmovedora entrevista al escritor Günter Grass. La leí anoche, poco antes de irme a la cama (diferencia horaria) y confieso que quedé un buen rato reflexionando sobre la misma. “Allí está la humanidad”, me dije a mí mismo. Hace poco, en apenas un pestañear del tiempo, nuestros inmediatos ancestros estaban sumergidos en el mundo del Günter Grass joven. La sociedad de uno de los países más avanzados y poderosos de La Tierra para aquél entonces, se sumergió en los sueños de la gloria y la grandeza y no quiso preguntar, cuestionar, dudar. Fueron prisioneros y víctimas de su propia visión. Soy de los que cree que tales caminos pueden volver a ser andados, para miseria de nuestra especie.
Günter Grass habla con franqueza del período vivido tras la publicación de su libro autobiográfico “Pelando la Cebolla” y la revelación, por él mismo, de su pertenencia a las temibles SS Nazis. Se trata de una entrevista humana, dramática por lo que revela (aún sin haber leído el libro) y triste.
El reportero señala, al inicio, que “…Ahora, tras haber escrito un poemario sobre lo vivido en estos meses, el escritor vuelve a explicarse y se muestra relajado y feliz”. No dudo que haya superado la crisis que le ocasionó la reacción contra él. Seguramente se encuentra relajado, hasta productivo, pero no creo que se pueda afirmar que se encuentra feliz. Pienso que nunca, nunca, podrá serlo completamente.

Leer más

Más de cien. Mujeres de venezuela



El pasado miércoles 8 de marzo se efectuó en Caracas la presentación del libro “Más de cien. Mujeres de Venezuela.”, patrocinado por Bancaribe. Sus autoras, Cristina Guzmán y Silda Cordoliani, han hecho un esfuerzo significativo para recuperar la memoria y el rastro de un selecto grupo de mujeres venezolanas que, en diversos campos y quehaceres, jugaron un rol protagónico en la hechura del país. El libro tiene, en mi opinión, la virtud de mantener a flote o incluso rescatar del olvido, no sólo a personajes fundamentales en la vida de Venezuela, sino especialmente a mujeres, aquellas que por serlo, tienden a ser más fácilmente olvidadas por una nación que tan rápidamente ha lapidado sus propias raíces. Tuve el honor de recibir una invitación para la presentación, aún a sabiendas, por parte de sus autoras, que no me sería posible asistir. Mas, lo importante es que en el libro, mi madre y mi tía, Ana Teresa y Josefina Guinand, fueron seleccionadas para formar parte de ese grupo de “más de cien” venezolanas ilustres. No pocas veces he sentido cómo, el paso inexorable del tiempo emborrona y diluye los recuerdos, los ecos de las voces que forjaron la radio y la televisión en Venezuela. Mi querida madre y mi tía fueron pioneras en un mundo de hombres y lograron marcar su impronta y mostrar su excepcional calidad. Su aparición en este libro es un reconocimiento y una bandera plantada en el suelo: para no olvidar, para recordar que hay un poco de ellas en lo que fuimos y somos.
¡Gracias Silda Cordoliani y Cristina Guzmán!

Leer más

La blogosfera en «El Clarín»

Acabo de leer este interesante reportaje, aparecido en Revista Ñ del diario El Clarín, titulado Viaje a la blogosfera. Es una aproximación, desde la óptica literaria, al fenómeno del weblog.

Vía eCuaderno

Leer más

Un par de entrevistas (Paul Auster – Auster y Rushdie)

Paul Auster y Salman Rushdie

Dedicado a Meche y Morella



Últimamente, en la profusa correspondencia que llevan mi esposa y nuestra amiga Meche, Paul Auster ha sido protagonista. Mi acercamiento a él, lo digo sinceramente, ha sido a partir de sus posiciones frente al mundo. Hace algún tiempo me llamó la atención la referencia que de él hizo Tomás Eloy Martínez, a raíz de la pesada bruma de oscurantismo que ha invadido la vida de la sociedad norteamericana y que Tomás Eloy – señalaba – había tocado la cotidianidad de Nueva York y el ambiente académico. A propósito de todo lo anterior he querido traerles hoy dos enlaces estupendos. En primer lugar una entrevista a Paul Auster, aparecida en El País (España) en marzo de este año y en la que habla de su libro Brooklyn Follies. Refiriéndose a éste, señala:
El lector descubre que lo que tiene ante sí es un canto a un mundo perdido, a la belleza y sencillez de una forma de vida cotidiana que dejó de ser posible a partir de aquellos acontecimientos. El 11 de septiembre de 2001 cambió el curso de la historia, haciéndonos entrar a todos en un periodo ominoso”.

Leer más

Más sobre Günter Grass

Continúo con el polémico asunto de las confesiones auto-biográficas de Günter Grass. En esta entrevista publicada por Página/12, se muestra a un hombre, humilde y sincero, que aborda la tragedia de sus años juveniles. La misma que marcó a millones. A la pregunta del periodista de por qué tardó tanto en hacer pública su pertenencia a la Waffen-SS, el escritor responde: “Si miro hacia atrás, siempre lo he contemplado como una mancha que me oprime y sobre la que no podría hablar. Eso tenía que escribirlo.”
También, me parece interesante y comparto el punto de vista de Jean Francois Fogel quien en El Boomerang señala, entre otras cosas:

“Pero la razón principal para no ocuparse de la defensa de Grass es que leemos los libros por lo que son y no por lo que fueron sus autores.” […] “¿Si no creemos que una obra literaria tiene una vida más allá de la biografía de su autor, y que se reinventa en cada lectura, por qué seguimos leyendo? Sería mejor limitarnos a la absorción de manuales y versiones acortadas de las grandes obras, pues se trataría de una mera información”.

Leer más
Creative Commons License