¿Cuán contaminado está tu cielo? Ayuda a la ciencia, contando estrellas

Hace muchos años, mientras leía un libro de astronomía – cuyo nombre no recuerdo – encontré una frase estupenda que me dejó pensando: “¡Devuélvannos nuestro cielo!“. Se hacía referencia a la pérdida de la oscuridad y con ella del cielo nocturno, atiborrado cada vez más con un tipo de contaminación de la que rara vez tomamos conciencia: la contaminación lumínica.
Cada vez más poblados se suman a la creciente expansión de los alumbrados eléctricos y la exposición de luz en los carteles comerciales, avisos, vallas, y edificaciones. Las grandes ciudades no sólo despiden suficiente monóxido de carbono y otros gases, cargados de partículas que entorpecen y opacan el cielo, también agregan torrentes de luz que “iluminan” las noches y la saturan hasta casi hacer imposible observar las estrellas o percibir siquiera la “nocturnidad”. Lamentablemente ya no es únicamente un atributo de las metrópolis y el ser humano tiene menos cielo visible sobre su cabeza.
Los astrónomos amateur han aplicado un sistema para medir la calidad de los cielos usando el ojo a simple vista. El “naked-eye limiting magnitude” (NELM) determina las magnitudes visibles calculando cuántas estrellas pueden ser vistas sin ayuda de instrumentos ópticos. Ahora, tomando como base dicho sistema, la University Corporation for Atmospheric Research, en conjunto con sociedades científicas y planetarios del mundo entero, quieren medir la contaminación lumínica de los cielos a través de la participación de miles de personas a lo ancho y largo del orbe, haciendo uso del enorme poder de la Internet. El proyecto, denominado The 2008 Great World Wide Star Count se inicia el 20 de octubre hasta el 3 de noviembre, tiempo durante el cual cualquiera de nosotros puede, en uno de esos días, tomarse el tiempo de ver el cielo desde el frente de su vivienda y anotar cuántas estrellas es capaz de observar en una constelación dada, (El Cisne si vive en el hemisferio norte o Sagitario si lo hace desde el hemisferio sur). Los pasos a seguir son sencillos y están muy bien explicados en una guía que han publicado al efecto y que se obtiene en la página del proyecto.
Les invito incorporarse al evento, que además de tener una utilísima misión augura una fantástica diversión para toda la familia. La información detallada se encuentra en su página web y la guía se encuentra disponible en varios idiomas, incluyendo el español.

Leer más

Una nube en la frontera

La imagen, tomada por un astronauta de la Estación Espacial Internacional, muestra una nube noctilucente (Noctilucent Cloud), justo a la hora del crepúsculo sobre el área de Mongolia, en el Asia Central.
Las nubes noctilucentes han despertado el interés de los científicos recientemente, pues su creciente número y lugar de aparición, pudiera estar relacionado con el cambio climático global debido a la interferencia humana.
Se cree que están constituidas por cristales de hielo y se ubican en la frontera entre la atmósfera terrestre y el espacio exterior, en una zona donde la temperatura, en el verano polar boreal – por ejemplo – ronda los -140 ºC ( -220 ºF).
Su cada vez mayor importancia ha llevado a una más profunda investigación de las mismas a través de los proyectos Odin (Suiza) y el AIM (Aeronomy of Ice in the Mesosphere).
La foto fue capturada por un astronauta de la Estación Espacial Internacional, el 22 de julio de 2008, a una altitud de 321 kilómetros. ¡Una belleza! (Hacer clic para verla a mayor resolución).

Créditos de la foto:
Image Science and Analysis Laboratory, NASA-Johnson Space Center.

Fuente:
Earth Observatory (NASA)

Enlaces:
Noctilucent Clouds (Wikipedia, en inglés)

Nubes Noctilucentes

El misterio de las nubes noctilucentes (BBC Mundo, español)

Leer más

De robots y humanos

Le he echado un vistazo a estos vídeos de robots. ¡Impresionantes! No es difícil encariñarse con ellos y suponer que son cuasi-humanos. No, aún no lo son, pero creo firmemente en la posibilidad de que algún día serán máquinas capaces de discernir. Por ahora, los nuevos desarrollos evidenciados en los vídeos, están llevando a los gobiernos y científicos a trabajar en un código de ética en la conducta de los robots, algo que sin duda nos hace recordar las tres leyes de la robótica de Asimov.
El futuro, a este respecto, se me antoja absolutamente desconcertante e incierto: la maravilla puede traer consigo nuevas calamidades, principalmente porque el creador de los humanoides podría transmitirle todas las taras de que es capaz: robots para cazar inmigrantes ilegales, robots fundamentalistas, robots-soldados. El asunto de la ética no es menor. Matrix, I Robot o 2001 Odisea del Espacio, bien podrían ser una premonitoria advertencia. Soy fanático de los robots y les doy la bienvenida, pero desconfío, para variar, de la especie humana. No se pierdan los vídeos de los cuales aquí muestro uno.

Vía Seed Magazine

Leer más

¿Son los ateos amorales e inmorales?

Ya les recomendé el sitio Evolucionarios. Ahora les invito a leer esta nota sobre el ateísmo, religión y principios morales. El trabajo aborda las investigaciones efectuadas por el biólogo Marc Hauser:

Hauser propone que, de alguna manera, la selección natural ha producido en el ser humano una especie de gramática moral universal, que nos facilita tomar rápidas decisiones en caso de que se nos planteen dilemas éticos”.

Por cierto y tal como advierte el artículo, la afirmación de que los ateos, al no tener Dios, se pasean por el mundo haciendo lo que les viene en gana, sin ningún tipo de límite moral, está muy difundida. Diré humildemente que tal pensamiento, además de falso, tiene una contracara bastante tenebrosa: sólo nos “portamos bien” porque una autoridad superior y omnipotente nos lo ordena y cuenta con el poder para obligarnos. Además, de no seguir sus instrucciones nos espera una pesadilla eterna, el infierno.

Enlaces:

El test sobre el sentido moral (también en español)

Cognitive Evolution Laboratory (Harvard University)

Leer más

Tengo que ver «Planet Earth»

Uno de los propósitos que tengo, inexorable, es ver Planet Earth. Este artículo (en inglés), publicado en Seed por Laura McNeil, logró conmoverme y entusiasmarme.

Our cultural moment—one of ever-increasing awareness about the environment, the threat of climate change, and the importance of biodiversity and conservation—is information rich. These issues have reached us intellectually (thank you, Al Gore), and people are consequently aware of their importance; they comprehend them. The issues haven’t, however, reached us emotionally. Planet Earth does. This is our world, as we’ve never felt it before.”

Leer más

Blog de bitácoras sobre la evolución

Muy grata sorpresa me he llevado al conocer, vía Libro de Notas, este estupendo agregador de bitácoras de autores evolucionistas. Evolucionarios es en español y fundamentalmente europeo, pero representa un saludable paso para la reafirmación de la ciencia frente a los intentos de los fundamentalismos y la charlatanería del “diseño inteligente”. Está llena de artículos de interés y actualidad sobre tan apasionante tema. Naturalmente, la imagen de Darwin franquea la imagen de presentación del blog. Vale la pena pasar por allí, con calma, a degustar la información.

Leer más
Creative Commons License