La nueva etapa de ExtempForaneo

Ha pasado mucho tiempo desde que escribía cotidianamente en mi blog. ExtempForaneo fue producto de un impulso y una inquietud por expresar las cosas que pasaban por mi mente. Mi percepción del mundo, las ganas de compartir algún descubrimiento en mis viajes internaúticos, o los relatos para recordar el pasado, los ancestros, y así dejar una huella «impresa» en letras virtuales.

A pesar de no habérmelo propuesto, ExtempForaneo se ganó un puesto modesto, pero respetable, en el mundo de los blogs en español  escrito desde Estados Unidos. Pero las condiciones de vida y trabajo cambiaron duramente y no me quedó fuerza física ni moral para escribir. En el último año, después de un gran salto favorable de esas condiciones y contando con algún tiempo disponible volví a la idea de revivir mi querida bitácora. Es lo que hago ahora aunque con algunos tropiezos –cuándo no los hay– ya que tengo una seria enfermedad en un ojo (tal vez los dos) que me dificulta la visión en especial de las áreas iluminadas, los fondos blancos, la luz solar y los contrastes. No, no tengo daños en la retina ni en el área física de los globos oculares. Rigurosos exámenes lo han determinado pero no saben qué padezco. Por ello he cambiado la presentación del blog por un fondo oscuro y he renunciado a programar o meter mano al diseño de la página, sólo lo mínimamente necesario para que tenga «mi marca».

Quiero agradecer a mi esposa e hijos, Morella, Carlos y José por su apoyo y estímulo para que vuelva a escribir; otro tanto vale para mis amigos –viejos y nuevos– que siempre han insistido que debía retomar mi ExtempForaneo: Raúl, Camilo, Meche. Miguel Ángel, Mercedes, Ciro, Celia, Sabina, Max, Claudia y perdonen aquellos a los que por cincuentón pasado no puedo recordar en este momento.

Espero les guste la versión 4 de ExtempForaneo y como siempre, comenten, compartan conmigo un pedacito de ustedes en este, mi registro personal.

4 comentarios

  1. Raul Loya

    No sabes cuanto gusto me da saber que vuelves a escribir, esa es tu escencia y no debes dejarla, escribo poco porque mi teclado se dano y lo hago a travez del mouse pero ten por seguro que estaremos en contacto y al pendiente de tu blog. Saludos y abrazos para Morella y tus Hijos FELICIDADES

    • Mil gracias Raúl. Hasta que nos despedimos me decías que escribiera. Me alegra saber de ti. Un gran abrazo estimado amigo.

  2. ¡Volviste, Emilio! Es una verdadera maravilla tenerte de vuelta, leerte, sentir de nuevo tu pasión más directamente. ¡Me alegra tanto! Seguiré fiel a ti,como siempre.

    • Querida Meche:

      La alegría es mía. Saber que estás en algún punto del «cibermundo» conectada conmigo a través del blog, me hace feliz.

      Te quiero mucho

Escribir un comentario

Creative Commons License