¿Cuán contaminado está tu cielo? Ayuda a la ciencia, contando estrellas

Hace muchos años, mientras leía un libro de astronomía – cuyo nombre no recuerdo – encontré una frase estupenda que me dejó pensando: “¡Devuélvannos nuestro cielo!“. Se hacía referencia a la pérdida de la oscuridad y con ella del cielo nocturno, atiborrado cada vez más con un tipo de contaminación de la que rara vez tomamos conciencia: la contaminación lumínica.
Cada vez más poblados se suman a la creciente expansión de los alumbrados eléctricos y la exposición de luz en los carteles comerciales, avisos, vallas, y edificaciones. Las grandes ciudades no sólo despiden suficiente monóxido de carbono y otros gases, cargados de partículas que entorpecen y opacan el cielo, también agregan torrentes de luz que “iluminan” las noches y la saturan hasta casi hacer imposible observar las estrellas o percibir siquiera la “nocturnidad”. Lamentablemente ya no es únicamente un atributo de las metrópolis y el ser humano tiene menos cielo visible sobre su cabeza.
Los astrónomos amateur han aplicado un sistema para medir la calidad de los cielos usando el ojo a simple vista. El “naked-eye limiting magnitude” (NELM) determina las magnitudes visibles calculando cuántas estrellas pueden ser vistas sin ayuda de instrumentos ópticos. Ahora, tomando como base dicho sistema, la University Corporation for Atmospheric Research, en conjunto con sociedades científicas y planetarios del mundo entero, quieren medir la contaminación lumínica de los cielos a través de la participación de miles de personas a lo ancho y largo del orbe, haciendo uso del enorme poder de la Internet. El proyecto, denominado The 2008 Great World Wide Star Count se inicia el 20 de octubre hasta el 3 de noviembre, tiempo durante el cual cualquiera de nosotros puede, en uno de esos días, tomarse el tiempo de ver el cielo desde el frente de su vivienda y anotar cuántas estrellas es capaz de observar en una constelación dada, (El Cisne si vive en el hemisferio norte o Sagitario si lo hace desde el hemisferio sur). Los pasos a seguir son sencillos y están muy bien explicados en una guía que han publicado al efecto y que se obtiene en la página del proyecto.
Les invito incorporarse al evento, que además de tener una utilísima misión augura una fantástica diversión para toda la familia. La información detallada se encuentra en su página web y la guía se encuentra disponible en varios idiomas, incluyendo el español.

3 comentarios

  1. Emilio… Padecemos de un mal peor… tenemos nuestras mentes contaminadas…
    Un abrazo, que nos vaya bien a todos.

  2. Recuerdo un día de mi vida que me cambió la manera de ver el cielo. me encontraba de pie en las arenas de una playa en Trinidad Y Tobago (lejos de la capital… lejos de todo) en donde acontecía justo en ese momento, el nacimiento de las tortugas marinas que sólo ocurría en ese lugar una vez al año. Ahí, despegando mi mirada de las tortuguitas recién nacidas, subí la mirada al cielo y por primera vez en mi vida vi tantas estrellas y un cielo tan negro casi azul marino, que creía que eran estrellas falsas. Descubrí que el cielo puede llegar a tener infinitas estrellas, pero sólo podremos verlas desde los espacios de la tierra más limpios, y lastimosamente, los menos concurridos por humanos. Desde ese momento siempre apago las luces de mi casa cuando nos las necesito con esperanza de ver mejor y más estrellas.

  3. muy buena la informacion me sirbe para la escuela… la seño se va a poner contenta de lo q llevo..
    Grasias sigan asi…

Escribir un comentario

Creative Commons License