Un parásito podría ser la causa de la desaparición de abejas

Vuelvo sobre el intrigante caso de la desaparición masiva de abejas que ha afectado a Estados Unidos, Canadá y Europa. En la última nota que escribí al respecto informaba de la presunción de que los teléfonos móviles tuviesen algo que ver. Como bien advertí, se trataba de una investigación en desarrollo y no concluyente. Ahora me entero, vía Terra Castellae, que hay una nueva aproximación al problema, que coincide con los estudios que desde hace tiempo ha llevado adelante el Centro Apícola de Marchamalo (Castilla-La Mancha), que pareciera mucho más sólida: un parásito, denominado Nosema ceranae, podría ser, sino el causante, al menos un factor clave en el Síndrome del Colapso de las Colmenas o Síndrome de Despoblamiento de las Colmenas.

Aunque el título de la nota sugiere que se trata de un “misterio resuelto”, los investigadores advierten que se requieren más estudios para una afirmación concluyente. “No queremos darle a nadie la impresión de que este asunto ha sido resuelto”, ha señalado el bioquímico Joe DeRisi. Por otra parte, Diana Cox-Foster, de la Universidad Estatal de Pennsylvania, advierte que “Por él mismo, probablemente no es el culpable … sino tal vez uno de los factores claves”. Entre tanto, los estudios siguen sobre la marcha y esperanzados de que ciertamente el parásito en cuestión tenga un papel clave en la desaparición, puesto que se conocen métodos para controlar parásitos cercanos, como el Nosema apis, con antibióticos específicos que podrían también funcionar con el Nosema ceranae.

Escribir un comentario

Creative Commons License