El caso de las abejas desaparecidas

Esta nota la escribí hace un par de días pero no la publiqué porque no me gustó. He tenido la mala suerte de caer enfermo tras la operación (nada grave, sólo un virus propio de los extremos climáticos) y me negué sistemáticamente a las recomendaciones de sacar una nota al respecto creyendo que “mañana estaré mejor”. Así, desaparecí, hundido en la cama o navegando por el apartamento como un zombie, aunque debo reconocer que no encontré, en mis exploraciones, ni rastros de las abejas. Aun me enfrento al virus (si es que es tal) y me cuido mucho de que la herida reciente no se vaya a “molestar”, por lo que me estoy cuidando al extremo.
Aquí les dejo mi nota sobre el caso de las abejas.

Hoy he aprendido el significado de tres siglas relacionadas con las abejas: CCD (Colony Collapse Disorder – Desorden del colapso de la colonia), una manera de identificar un nuevo fenómeno que está afectando a enormes enjambres de abejas utilizadas para polinizar los cultivos en Estados Unidos. Usualmente se lleva a estos insectos, en grandes cantidades, a granjas donde se transforman en el elemento clave para el proceso de polinización. Ellas vuelan entre las flores y posteriormente regresan a sus colmenas, pero hace algún tiempo que algunas granjas han visto desaparecer a las abejas, que no regresan y no dejan rastro de su paradero. El CCD se ha difundido en 24 estados y ha causado la destrucción de centenares de miles de colonias. Para mi sorpresa, se estima que cerca de 14 mil millones de dólares en cultivos dependen de la polinización a través ellas. Las investigaciones están sobre la marcha, aunque sin éxito por ahora. Se especula que puede haber algún elemento patógeno que las afecta o tal vez insecticidas. De acuerdo con la información aparecida en National Geographic News, las empresas comerciales pueden mantener hasta 10 mil colonias, cada una de las cuales puede contener de 20 mil a 60 mil abejas, dependiendo de la estación del año.
El CCD provoca que el grueso de las abejas adultas abandonen la colmena y desaparezcan; dejan a la reina y algunas jóvenes abejas. No quedan restos en ninguna parte. Simplemente desaparecen.

2 comentarios

  1. tu anciana abuela

    Vivo en un pueblito de Alicante.

    Desde que recuerdo, las abejas han sido asiduas visitantes del jardín verano tras verano.

    En lo que llevamos de verano (hoy es el Día de San Juan), puedo decirte exactamente cuantas abejas he visto por el jardín: UNA.

    Eso fue a principios de Mayo.

    Desde entonces, ni una sola….

  2. jhonjhairo

    quiciera saver un poco mas de las avejas que llaman anguelitas o avejas mansas porque tengo varias colmenas gracias de colonbia

Escribir un comentario

Creative Commons License