Mañana me operan. La bitácora descansa

Lo lamento queridos amigos, pero estos meses han sido malos para la producción editorial en el blog. No puedo darles una crónica detallada y además no lo deseo: no es el momento de narrar las peripecias que todavía debemos realizar como consecuencia de la inmigración. Créanme que no me ha sido posible escribir y cuando, en las oportunidades que las angustias dejan, me siento frente al computador a investigar, leer bitácoras y escribir, estoy con tan pocas ganas que caigo vencido en la cama (yo, el nocturno, vencido por la noche). Lo mejor de todo es que es pasajero y presiento tiempos mejores y buenas oportunidades. Un paso en ese sentido, fundamental e inevitable ahora, es la recuperación de mi salud. Mañana me van a operar, luego de cuatro años arrastrando un problema que no se podía resolver como inmigrante ilegal. Soy ciudadano tras una larga investigación y lucha y seré operado gracias a esa tremenda ventaja. ¿Qué pueden esperar las familias de los trabajadores mexicanos, o centroamericanos, por poner un ejemplo, que laboran duro y honradamente y quedan fuera del sistema de salud? ¿Qué pueden esperar, escondidos de “la migra” y temerosos de los racistas que en algunos estados como Georgia o Arizona, les niegan el derecho elemental a ser atendidos y pretenden que los médicos se conviertan en fisgones de inmigración?
Mañana me operan y estaré – tal vez – un tiempo sin escribir. Digo tal vez porque depende de cuánto malestar posterior tenga y cuánto dure la recuperación. Mi deseo es que todo pase rápido. En todo caso, esto es parte del caudal de cosas que hemos (mi familia y yo) enfrentado en los últimos meses y el paso de mañana es una buena noticia para salir adelante. Espero me disculpen y sigan siendo mis lectores.

8 comentarios

  1. Seguro va a salir todo muy bien, Emilio. Te mando mi abrazo.

  2. No tienes que dudarlo. Aquí me tendrás al pie del cañón, esperando que todo se resuelva satisfactoriamente. Un fuerto abrazo, y hazlo extensivo a Carlos, tu mujer y todos los tuyos.

    Un saludo.

  3. Emilio, estamos todos a tu lado para darte ánimo y que tu operación pueda reparar tu maltrecho cuerpo y para que no nos dejes mucho tiempo sin aportes a tu gran Bitácora.

  4. Capitan: te tenemos en nuestro pensamientos: mucha suerte.

  5. Queridos amigos,

    Tengo un gozo que no me cabe. Después de tantos años y de una maltrecha salud, Emilio «salió de eso», como decimos en Venezuela. La operación resultó muy bien y él está delicado pero en franca recuperación, dando pasos alrededor del apartamento. Lo mimo, como es propio de mí, pero estoy confiada en verlo pronto restablecido.

    Una brisa fresca se mueve en torno a nosotros. Todo parece indicar que al fin vamos a dejar atrás los malos días.

    Emilio les agradece a todos su cariño y recuerdo.

    Manuel Almedia, gracias por tus deseos y… también te leo!

  6. Jesus Gerardo G

    Hola queridos amigos ,por fin logro comunicarme con ustedes despuès de tanto tiempo,ya he leido algunas de las cosas que han escrito y me han conmovido mucho .Hoy me entero que han operado ha Emilio no se de que y que ha salido bien segùn dice Morela ,me alegro mucho y espero se recupere pronto .Le comente a Carmen Elena sobre las hermosas reflexiones de Emilio por sus 28 años como pareja .Que alegria volver ha hacer contacto,los extraño mucho y les deseo lo mejor. YISUS

  7. ¡¡¡¡Hola Yisus!!!
    Me alegró inmensamente tu comentario. Eres uno de esos amigos entrañables, que siempre, siempre, siempre, están en nuestro corazón y pensamiento. No había respondido pues estaba convaleciente. Supongo que, al igual que yo, han sufrido por Mary. Es mi dolor más grande, en muchos años, y quisiera estar allí, con ustedes, al lado de nuestra querida amiga. Recibe mi más cálido abrazo y quiero, a través tuyo, saludar también a todos los demás.
    Espero me sigas leyendo y comentando. Siempre estoy aquí.

  8. Jesus Gerardo G

    Me contenta mucho que estés mejorando y no sabes cuanto me emocionan tus palabras, porque para mì ustedes son muy especiales. Retomar este contacto perdido, me ha llenado de mucha emoción y lamento mucho haber dejado pasar tanto tiempo.Una de las razones es porque no sabia usar esta maravilla de internet (increíble ),la otra,quizás la fundamental, es por dejarme llevar por esta vida tan azarosa que no nos deja ver las cosas verdaderamente importantes.Leyendo tus escritos ,enterándome de las dificultades que han pasado,tratando de comprender tus angustias,no puedo evitar verme reflejado (salvando las distancias y las circunstancias )en crisis pasadas en las que me sentí en ese «agujero» del que tu hablas.Por ahora me despido,saludos a Morela .. «YISUS»

Escribir un comentario

Creative Commons License