Otra de China: «exceso de órganos» para vender

¿Donan sus órganos voluntariamente?A riesgo de saturarles con las notas sobre los derechos humanos en China, no quiero dejar pasar esta macabra información, sobre el tema del tráfico de órganos provenientes de los ejecutados. Un periodista de la BBC se hizo pasar por un doliente que necesitaba, con urgencia, un hígado para su padre. Los funcionarios le indicaron que podían “conseguirle” uno en tres semanas. El artículo señala que uno de los elementos afirmó que “había un exceso de órganos por el aumento de las ejecuciones antes del Día Nacional que se celebra el 1º de octubre”. Naturalmente, las autoridades afirman que los presos ofrecen los órganos como un regalo a la sociedad, es decir, un gesto humano para su “redención”. Pero, salvo que seamos muy ingenuos, tal argumentación es difícil de creer, en una sociedad donde los derechos están conculcados y es imposible verificar tales “donaciones”.

En abril de este año escribí una nota respecto al tráfico de órganos, ampliamente denunciado por Amnistía Internacional, pero parece que el gran “socio” comercial de Asia provoca poco prurito o comezón en la piel de los jerarcas que hablan de democracia, libertad y derechos humanos. Con una vara se mide a Cuba y a Irán. Con otra muy diferente se mide el respeto a la Convención de Derechos de Ginebra, a China, o el trato a los detenidos en Guantánamo. La falta de consistencia, es ausencia de principios y quienes pierden son la democracia, la libertad y los derechos del hombre.

Enlace:

Artículo de la BBC

Escribir un comentario

Creative Commons License