El absurdo de las patentes

Richard StallmanEstuve echando una ojeada a Libro de Notas – que tenía tiempo sin pasarme por ahí – y encontré el enlace a esta nota de referencia de La Petit Claudine sobre un artículo de Richard Stallman acerca de las patentes de software. El escrito en cuestión fue publicado por Stallman en The Guardian a mediados del pasado año y su traducción, según informa LPC, ha sido puesta a disposición por Salvador Peiró. Comparto plenamente la visión de Richard Stallman expuesta en ese material y recomiendo su lectura, no sólo a aquellos interesados en el asunto del software libre y los derechos de propiedad intelectual, patentes, etc. Puedo asegurar que muchos amigos humanistas encontrarán muy clara y amena la forma en que el fundador de la Free Software Foundation aborda un tema tan complejo y decisivo para la creatividad, la invención y el conocimiento.
Y bien, con autorización de Stallman aquí les cuelgo el texto:

Crédito de la foto: Chrys

El Sin-sentido de las patentes


Richard Stallman


Lunes 20 Junio, 2005



Si la ley de patentes hubiera sido aplicada a las novelas en 1880,
grandes libros nunca habrian sido escritos. Si la UE aplica las aplica
al software, todo usuario de ordenador será “restricted”,
dice Richar Stallman.


Guardian Unlimited


El próximo mes, el Parlamento Europeo, votará la cuestión “vital”
de permitir que las patentes cubran también al software, que restringiría
a todo usuario de ordenador y ataría/colgaría a los desarrolladores
de software.

Muchos políticos pueden estar votando ciegamente – al no ser programadores,
ellos no pueden entender que hacen las patentes de software. Ellos
frecuentemente piensan que las patentes de software son similares
a la ley de copyright (exceptuando algunos detalles), que no tiene
nada que ver.

Por ejemplo, cuando públicamente pregunté a Patrick Devedjian, el
entonces ministro de industria, como Francia votaría acerca del asunto
de las patentes de software, el respondió con una “apasionada”
defensa citando a Víctor Hugo por su papel jugado en la adopción del
copyright.

Aquellos que imaginan efectos como los de la ley de copyright no pueden
apreciar los efectos reales de las patentes de software. Podemos utilizar
a Hugo como un ejemplo para ilustrar la diferencia entre las dos.

Una novela y un complejo programa moderno tienen varios aspectos en
común: ambos son de gran tamaño y implementan muchas ideas. Supongamos
que una ley de patentes hubiera sido aplicada a las novelas en el
1800; supongamos que estados como Francia hubieran permitido las patentes
de ideas literarias. ¿Cómo esto habría afectado a los escritos de
Hugo?. ¿Cómo serían los efectos de las patentes literarias comparados
con los efectos del copyright literario?

Consideremos la novela Les Misérables, escrita por Hugo. Dado que
fue escrita por él, el copyright le pertenecía sólo a él. Él no tuvo
miedo de que otro extraño pudiera llevarlo a juicio por infracción
de copyright y ganarlo. Eso era imposible porque el copyright cubre
sólo los detalles de propiedad de una obra, y solo restringe la copia.
Hugo no copió Les Misérables, así que el no corría peligro alguno.

Las patentes funcionan de forma diferente. Estas cubren ideas – cada
patente representa un monopolio en la aplicación de una idea, que
se describe en la patente misma.

Aquí va un ejemplo de hipotética patente literaria:

  • Demanda 1: un proceso de comunicación que presenta en la mente del
    lector, el concepto de un personaje que ha estado encarcelado largo
    tiempo y se vuelve agresivo contra la sociedad y la humanidad.
  • Demanda 2: un proceso de comunicación que de acuerdo con la demanda
    1, donde dicho personaje encuentra a continuación redención moral
    a través de la bondad de otro.
  • Demanda 3: un proceso de comunicación que de acuerdo con las demandas
    1 y 2, dicho personaje cambia su nombre durante la historia.

Si dicha patente hubiera existido en 1862 cuando Les Misérables fue
publicada, la novela hubiera infringido todas las 3 demandas – todas
estas cosas le ocurrieron a Jean Valjean en la novela. Hugo podría
haber sido juzgado y hubiera perdido. La novela podría haber sido
prohibida en efecto, censurada – por el propietario de la patente.

Ahora consideremos una hipotética patente literaria:

  • Demanda 1: Un proceso de comunicación que presenta, en la mente del
    lector, el concepto de un personaje que ha estado en la cárcel por
    un largo periodo de tiempo y a continuación cambia su nombre.

Les Misérables hubiera también infringido dicha patente, porque también
casa con la historia de la vida de Jean Valjean.

Todas estas patentes hubieran cubierto la historia de un personaje
en una novela. Estas patentes se solapan, pero no precisamente se
duplican unas a otras, así que podrían ser todas válidas simultáneamente – todos los propietarios de las patentes podrían haber llevado a juicio
a Víctor Hugo. Cualquiera de ellos podría haber prohibido la publicación
de Les Misérables.

Podrías pensar que estas ideas son tan simples que no hay ninguna
oficina de patentes que las hubiera registrado. Nosotros los programadores
nos asombramos por la simplicidad de las ideas que las patentes de
software reales cubren – por ejemplo, la Oficina Europea de Patentes
ha registrado una patente sobre la barra de progreso, y otra sobre
los pagos realizados con tarjetas de crédito. Estas serían graciosas
si no fueran tan dañinas.

Otros de los aspectos de Les Misérables que podría también haber caído
con las patentes. Por ejemplo, podría haber una patente sobre sobre
un ficticio retrato de la batalla de Waterloo, o una patente de utilizar
el lenguaje parisino de la calle. Dos juicios más.

De hecho, no hay límite en el número de diferentes patentes que podrían
haber sido aplicables para llevar a juicio al autor de un trabajo
como Les Misérables. Todas los propietarios de patentes que digan
que se han ganado un premio por el progreso literario que sus ideas
patentadas representan – pero estos obstáculos no promoverían el progreso
de la literatura. Solo lo obstaculizarían.

De todas formas, una patente muy amplia podría haber hecho todos estos
asuntos irrelevantes. Imagina patentes con amplias demandas, como
estas:

  • Proceso comunicativo estructurado con narración que continua a través
    de muchas páginas.
  • Una estructura narrativa que a veces se asemeja a una fuga o improvisación.
  • Una intriga articulada alrededor de la confrontación de personajes
    específicos cada uno a su vez poniendo trampas al resto.
¿Quién hubieran sido los propietarios de las patentes? Podrían haber
sido otros novelistas, quizás Dumas o Balzac, que habrían escrito
dichas novelas – pero no necesariamente.

No es necesario escribir un programa para patentar una idea de software,
así que si nuestras hipotéticas patentes literarias siguen el sistema
de patentes real, estos propietarios de patentes no tienen que haber
escrito novelas, o historias, ni nada – excepto formularios de patentes.

Las compañías parásitas de patentes – un negocio que no produce más
que juicios y condenas – están creciendo

Esta analogía puede ayudar a los no programadores a ver que hacen
las patentes de software. Las patentes de software cubren características,
como la definición de abreviaciones en un procesador de textos o el
recalcular la ordenación natural en una hoja de cálculo.

Cubren algoritmos que los programas necesitan utilizar. Cubren aspectos
de los formatos de fichero, tales como los nuevos formatos de ficheros
de Word de Microsoft. El formato de vídeo MPEG 2 está cubierto por
39 patentes americanas diferentes.

Al igual que una novela habría infringido muchas patentes literarias
distintas a la vez, un programa puede infringir muchas patentes diferentes
a la vez. El identificar todas las patentes infringidas por un gran
programa es una trabajo tan enorme solo se ha hecho una vez.

Un estudio del 2004 acerca de Linux, el kernel del sistema operativo
GNU/Linux encontró que este infringía 283 patentes americanas distintas.
Esto significa que cada una de las 283 distintas patentes cubre un
proceso computacional encontrado en alguna parte de las miles de páginas
de código fuente de Linux.

El texto de la directiva aprobada por el consejo de ministros claramente
autoriza las patentes que cubran las técnicas software.

¿Sus seguidores? exigen el requisito a las patentes de que estas tengas
“carácter técnico” – pero no lo tendrán. Es sencillo
el describir un programa de ordenador de forma “técnica”,
dijeron las mesas de apelación de la Oficina Europea de Patentes.

La mesa está al corriente de que su comparativamente amplia interpretación
del término “invención” en el Artículo 52 (1) EPC
incluiría actividades tan familiares que su carácter técnico tiende
a ser ignorado, tales como el acto de escribir utilizando lápiz y
papel.

Cualquier software útil puede ser “cargado y ejecutado en
un ordenador, red de ordenadores programada o otro aparato programable”
con vistas a realizar su trabajo, que es el criterio en el artículo
5 (2) de la directiva para patentes para prohibir hasta la publicación
de programas.

La forma de prevenir que las patentes software encajonen el desarrollo
del software, es sencilla: no autorizarlas. En la primera lectura,
en el 2003, el parlamento Europeo adoptó las enmiendas necesarias
para excluir las patentes de software, pero el consejo de ministros
retractó la decisión.

Los ciudadanos de la UE deberían de telefonear a sus MEPs sin retraso,
apremiándoles a sostener la anterior decisión del parlamento en la
segunda lectura de la directiva.

© 2005 Richard Stallman (rms@gnu.org). La copia directa y la distribución
de este artículo completo están permitidas en todo el mundo y sin
royalty en cualquier medio siempre que esta nota se preserve.

Richard Stallman lanzó el sistema operativo GNU (www.gnu.org) en
1984 y fundó la Free Software Foundation (fsf.org) en 1985. Gérald
Sédrati-Dinet dio con los ejemplos citados en este artículo.

Artículo publicado originalmente en:

– http://www.guardian.co.uk/print/0,3858,5219892-111020,00.html traducido
por Salvador Peiró (saoret.one@gmail.com). Versiones en original y
traducida en:

  • http://rootshell.be/~gualteri/things/patent-absurdity-en.txt
  • http://rootshell.be/~gualteri/things/patent-absurdity-es.txt

N de T: Como es conocido desde hace “mucho”
tiempo (traduttore / tradittore), la tarea de traducción conlleva
un sesgo de la información presentada en la obra original, así que
animo a todo aquel que quiera leer la carta original en ingles. Y
entono un “mea culpa” por toda errata/incorrección/gazapo
que estaré encantado de corregir.

N de T: Se ha optado por no traducir el anglicismo copyright,
ya que se trata de un término ampliamente usado cuya traducción al
español es “derecho de copia” (propiedad del creador)

Escribir un comentario

Creative Commons License