Hace 30 años las Viking se posaron sobre Marte

Foto de la superficie marciana tomada por el Viking 2, 1976Hoy, 20 de julio, se conmemoran 30 años desde que la primera de las naves Viking, con destino al planeta Marte, se posara sobre la superficie de éste. Fue la primera vez que un artefacto construido por el ser humano pisó suelo marciano exitosamente. Pocas semanas más tarde, en septiembre, la segunda Viking hizo lo propio.
Las Viking marcaron el inicio de nuestro intrigante acercamiento al planeta rojo. Fueron ellas quienes nos dieron las primeras imágenes, mostrando un mundo desértico, con un cielo color salmón y lleno de peñascos. También efectuaron experimentos para comprobar la existencia o no de vida en la localidad donde se habían posado.

Tales ensayos no mostraron evidencia de vida, aunque ninguno puede tomarse como concluyente. Las Viking, originalmente diseñadas para trabajar adecuadamente cerca de 90 días, se mantuvieron enviando valiosos datos durante más de seis años.
La expectativa inicial de mucha gente se basaba en que las naves mostrarían un mundo vivo, tal vez con intrigantes señales de extraterrestres. El ver que no fue así llevó a personas fuera de la comunidad científica a tomar aquello como un fiasco sin sentido. La realidad, por el contrario, es que las Viking nos dejaron un mar de preguntas e inquietantes problemas a investigar, entre ellos, la historia del agua en nuestro planeta hermano y con ello las posibilidades de que alguna vez haya albergado algún tipo de vida.
Hoy, cuando en la superficie marciana, deambulan dos robots maravillosos – los rovers Spirit y Opportunity – enviando impresionantes imágenes e investigando más allá de donde jamás se imaginó, recordar la proeza de las Viking y de los equipos que la diseñaron, construyeron y posaron sobre Marte, es un homenaje a los soñadores que han hecho posible las realidades del presente.
Naturalmente, no puedo dejar de recordar a Carl Sagan, quien en la serie Cosmos dedicó el capítulo Blues para un planeta rojo, a la historia de nuestro interés por Marte, las especulaciones que llevaron a la creencia de marcianos y los hallazgos y limitaciones de las misiones Mariner y Viking. Años después, y ya muerto Sagan, la primera nave que volvió a posarse sobre aquél planeta, la Mars Pathfinder, estableció la “Carl Sagan Memorial Station” en su honor.

Enlaces:

Página interactiva conmemorativa, NASA

Página Viking: Mission to Mars, NASA

Página conmemorativa del Jet Propulsion Laboratory, NASA

Escribir un comentario

Creative Commons License