Proezas biónicas: implantes cerebrales para controlar computadoras y mover objetos

Un artículo aparecido en ScienceNow (julio 12 2006), sección de noticias regulares de la revista Science, revela algunos avances espectaculares en la creación de una interfaz entre el cerebro y la computadora para, por ejemplo, permitir a personas paralizadas, tetraplégicos, cuadraplégicos y con desórdenes musculares como distrofia, manipular objetos, operar una computadora o mover un brazo, con sólo pensar en ello.

Previamente se había alcanzado que personas paralíticas consiguieran un cierto control sobre el cursor en el ordenador, a través de la inserción de electrodos sencillos en sus cerebros. De acuerdo con la información: “… jamás nadie había colocado una gran número de microelectrodos dentro de una persona paralítica; por cierto, nadie sabía si las neuronas en la corteza motora, la región del cerebro responsable fundamental del control del movimiento, todavía produciría señales descifrables después de años en desuso.”
El estudio, que aparece en el último número de la revista Nature, ha sido conducido por el neurocientífico John Donoghue de la Brown University, que también dirige las investigaciones del Cyberkinetics Neurotechnology Systems. El experimento implicó a dos pacientes cuadraplégicos, quienes fueron sometidos a una intervención quirúrgica por espacio de tres horas en la que se les implantó un conjunto de electrodos denominados BrainGate. Estos se conectaron a un pedestal en la parte superior de la cabeza de cada paciente y de allí a una computadora. El equipo de investigadores les requirió entonces que pensaran acerca de mover un cursor en la pantalla: ” … y para deleite del equipo, los patrones de actividad de la corteza motora cambiaron de acuerdo a la dirección del movimiento que se le solicitó a cada hombre que imaginara.”, advierte el artículo. “Tan pronto como él comenzó a pensar acerca de izquierda y derecha, la corteza motora se activó”, señaló Donoghue.
Lo que llevaron a cabo posteriormente fue simplemente asombroso. Para trasladar los pensamientos al movimiento del cursor los científicos programaron un decodificador neural adaptado a cada paciente. El software implicado permitió mover el cursor alrededor de la pantalla mucho más fácilmente que en pruebas anteriores. Las acciones llevadas a cabo fueron abrir un e-mail simulado, dibujar círculos, cambiar canales de televisión, lograr que un brazo robótico tomara un caramelo y lo depositara un poco más allá o pellizcar a Donoghue con una mano artificial. En el enlace, fuente de esta nota, se encuentran 3 vídeos que muestran escenas de los distintos experimentos. Lamentablemente no estoy seguro que el acceso esté habilitado dentro unas semanas puesto que las noticias de ScienceNow están disponibles sólo por 40 días, a partir de los cuales la mayoría de las notas están restringidas a los suscriptores pagos.


[Fragmentos traducidos libremente por mi]

Nota: Cuando terminé de escribir me percaté de que El Pais de España, publicó un artículo sobre el asunto.

Fuente:
Mind Over Matter, en ScienceNow

Enlaces:

Brain-machine Interfaces, Sección de libre acceso en la Revista Nature, con vídeos y buena información (inglés)

Brain-computer Interfaces, en Wikipedia

El País, España
Donoghue Lab

Escribir un comentario

Creative Commons License