Se fue el brillo de tu diamante loco. Adiós Syd Barret

Syd Barrett

A mis panas Ciro y Sergio …

Las notas retumban en los parlantes del equipo de mi computador, aunque, para ser francos, los latidos de mi corazón acompasan la guitarra, solitaria y melancólica que acompaña a otra, aquella que en una radio se dibuja. Dos artistas se complementan: una banda llamada Pink Floyd y un perdido Syd Barrett que en una imaginaria casa, con una imaginaria radio y una guitarra, vuelve al planeta.
Sid Barrett, fundador de Pink Floyd, genio que con su música, breve pero profunda, dejó la impronta de lo que sería la banda, una de las más importantes de la historia, ha muerto.

Su cerebro chamuscado por la dietilamida del ácido lisérgico (LSD) le llevó a un impenetrable y angustiante abismo, poco después de la hechura del primer disco de Pink Floyd, ese que marcó para siempre a todos, “The Piper at the Gates of Dawn” (inspirado en el libro “El viento en los sauces”), que sembró de quejidos melancólicos la guitarra que después conduciría David Gilmour, su amigo de la infancia, e intuyó el ambiente onírico, la psicodelia, las sombras de las notas, vibrando en el aire. Era una revolución y Barret fue en parte su creador. Pero le fue imposible proseguir. La banda tocaba y él miraba abstraído, al cielo, sin siquiera tocar o arrancando acordes irreverentes, ajenos al mundo que estaba ante sí. David Gilmour hubo de sustituirle, en principio de manera temporal. Nadie quería que se marchara, nadie deseaba retirarlo. Pero su mente lo llevó muy lejos y desapareció.
El espectro de Barret vagó no pocas veces en las tristes bocanadas de sonidos de la banda. Roger Waters, me atrevo a decir, jamás lo sacó de su corazón y por ello se le puede encontrar en sus composiciones, unas veces en un verso, otras en un arrebatado giro de la música. En 1975 el grupo produce el álbum más melancólico desde su creación y en mi humilde opinión, el más bello: Wish You Were Here. Es un homenaje al genio perdido, al compañero de ruta que sucumbió a la desesperanza.
Shine on You Crazy Diamond
Remember when you were young, you
shone like the sun.
Shine on you crazy diamond.
Now
there’s a look in your eyes, like black holes in the
sky.
Shine on you crazy diamond.
You were caught on
the crossfire of childhood and stardom, blown on the steel
breeze.
Come on you target for faraway laughter, come on
you stranger, you legend, you martyr,
and shine!

El viernes pasado, Roger Keith Barrett, murió como consecuencia de complicaciones con la diabetes. Tenía 60 años. David Gilmour señala en su página web que Pink Floyd publicó una declaración: “La banda esta obviamente consternada y triste al conocer la muerte de Syd Barrett. Syd fue la luz guía del equipo inicial de la banda y deja un legado el cual continúa inspirando.”
Hace poco, Gilmour le brindó un homenaje, cuando en un concierto en el Albert Hall en Londres tocó una de las piezas más afamadas de Syd, Arnold Layne. Lo acompañó otro de los músicos que deben su carrera a Barrett: David Bowie.
¡Adiós Syd Barrett! Tu paso por este mundo no fue en vano.

I Wish You Were Here

Así, así que pensaste podías distinguir
el paraiso del infierno,
el azul del cielo del de las penas.
¿Puedes distinguir un campo verde de un helado riel de acero?
¿Una sonrisa de un velo?
¿Crees que lo puedes distinguir?

¿Y te hicieron que cambies a tus héroes por fantasmas?
¿Cenizas calientes por árboles?
¿Aire caliente por brisa fresca?
¿Comodidad fría por dinero?
¿Y te canjeaste una caminata como extra en la guerra
por un papel principal en una jaula?

Cuánto deseo,
cuánto deseo que estuvieras aquí.
Somos simplemente dos almas perdidas,
nadando en una pecera,
año tras año.
Corriendo sobre el mismo terreno viejo.
¿Qué hemos encontrado?
Los mismos temores viejos.
Deseo que estuvieras aquí.

[Traducción obtenida en Internet]

Enlaces:

Noticia de la muerte en BBC (Inglés)

Sitio de David Gilmour

www.sydbarrett.it

Syd Barrett en Wikipedia (inglés)

5 comentarios

  1. Muy Lindas tus palabras para Syd Barret. Fue el primero en partir y era lo natural…el ya es inmortal

  2. Un día que tenían un concierto, como ya no tocaba y simplemente deambulaba por el escenario, decidieron no pasarlo a buscar con la furgoneta, sin más, el resto de miembros ni comentó el tema, todos tenían cierta sensación de estar dejando en la cuneta a un amigo… y ahí acabó la historia de Syd con los Pink floyd.

    Muy interesante el post.

  3. julio záccara

    no se olviden que cuando grabaron el lado oscuro de la luna,detrás del vidrio de la sala de grabación estuvo presente un mendigo y de pronto desapareció sin dejarse ver por sus compañeros de banda y siempre se dijo que syd estuvo allí cuando grabaron ese album que perdurará en el tiempo como una de las obras mágicas que por la calidad ,dulzura ,limpieza de acordes,melodías y letras será insuperable….. a tu salud SYD «creador del estilo único de PINK FLOYD» estarás siempre en nuestros corazones… julio de ARGENTINA

  4. No me gusto el titulo..
    Él es un diamante loco que TODAVÍA brilla en algún lugar

  5. This is such a excellent resource that you are providing and you give it away for free. I love seeing websites that understand the value of providing a quality resource for free. It?s the old what goes around comes around routine. With regards, Tracy.

Escribir un comentario

Creative Commons License