La explosión que no pudo ver Cleopatra

SupernovaHace poco más de 2000 años el cielo nocturno del hemisferio sur mostró una luminosidad poco usual: la explosión de una supernova, ubicada en la constelación de la Escuadra (Level o Norma). El dramático acontecimiento se desarrollo muy al sur, lejos de las civilizaciones de entonces, por lo que, al parecer, no quedó registro alguno. Lo interesante del fenómeno es lo que revela ahora a los científicos, que descubrieron los restos del suceso hace 25 años.

Casi en el exacto centro de la burbuja de gases remanentes se encuentra lo que podría ser una estrella de neutrones, de cerca de 20 kilómetros de diámetro, hija del evento. Pero la conducta del objeto (el punto azul en la foto) genera más interrogantes que certidumbres, como las pulsaciones de rayos X en períodos de 6.7 horas (muy largos), lo que ha llevado a los astrónomos a considerarlo como algo no detectado antes. El hallazgo promete dar nuevos elementos al estudio de la evolución de las estrellas, las estrellas de neutrones y las supernovas. Estas últimas son explosiones de estrellas, muchas veces más masivas que nuestro Sol, cuyo combustible se agota y explotan en un acontecimiento denominado “supernova”.
Patrizzia Caraveo, investigadora del Instituto Nazionale di Astrofisica (INAF) y miembro del equipo que estudió la estrella RCW103 con los datos suministrados por el satélite XMM-Newton comentó: “De haber explotado en el cielo del norte, Cleopatra podría haberla visto como un augurio de su triste final. Sin embargo, la explosión tomó lugar en el cielo sur y nadie lo registró. No obstante, la fuente es un buen augurio para los astrónomos de rayos X esparando aprender acerca de la evolución estelar”.

Fuente:

EurekAlert!

Escribir un comentario

Creative Commons License