Recuerdos de Frankenstein: ¡muerte a la bestia (oso Bruno)!

Oso en Alemania¿Será impresión mía? ¿Estaré completamente cegado por una visión unilateral en la relación humanos – animales? ¿Qué opinan ustedes? No puedo entender cómo, una nación desarrollada como Alemania, entra en histeria colectiva por la presencia de “Bruno”, un oso pardo, el primero en pisar suelo alemán en 170 años, y deciden que la mejor manera de detener la amenaza es liquidándolo. Después de breves y al parecer poco interesados intentos por capturarlo vivo, se dio luz verde a la cacería, para lo cual estaban bien dispuestas una buena cantidad de personas. Faltaron las antorchas, los azadones y hasta los crucifijos, pero todo estuvo a tono para rememorar la poblada contra el monstruo creado por Frankenstein.

Tal vez la brillante Mary Shelley quizo inmortalizar la estupidez humana, presa fácil de sus propios miedos, ajena a la razón y a la ciencia. En pleno siglo 21, con la tecnología al alcance de la mano, no se les ocurre sino acabar con el oso. ¿La justificación? ¡Oh, se había “portado mal! Mató a varias ovejas y osó el oso, “saquear” algunos panales de abejas. Así pues, entre ovejas y abejas, el pobre Bruno se condenó, por mal comportamiento. Las autoridades han señalado que en principio no están opuestos a los osos, sino a aquellos que no se “comportan”. “Si un oso normal encuentra su camino en Bavaria, es cordialmente bienvenido”(Ver enlace). Me parece a mí que esta frase, digna de ser montada en un cuadro, debería ser ampliamente difundida entre la comunidad de osos para que de una vez por todas sepan que si actúan como humanos se les dará visa de entrada a Alemania. Claro, supongo que no se refieren a las muestras de humanidad que damos en Iraq, Israel, Palestina, África, Guantánamo, y tantos otros sitios del planeta.
Como fin del cuento, el oso Bruno será disecado y expuesto junto a su ancestro, el último ejemplar visto en Alemania y muerto en 1835. ¿Qué les parece?

Enlaces:

Cazaron al oso Bruno, BBC Mundo

Fed-Up Germany Kills Its Only Wild Bear, Washington Post (puede requerir suscripción)

Un comentario

  1. Gabriela Sánchez

    Deberiamos tomar conciencia de todo lo maravilloso que estamos perdiendo. Sin duda el calentamiento global acabara con tantas especies y las pocas que queden serán brutalmente asesinadas.Sin duda el dinero “es raíz de toda suerte perjudicial” no es posible que la vida de una animal sea valorada en dinero, estamos hablando no solo de la vida del animal si no la subsistencia del ser humano. Aún no puedo creer que estemos cabando la tumba de nosotros mismos e incluso de nuestros propias generaciones futuras.TOMAR CONCIENCIA Y UNIR ESFUERZOS SIN DUDA NO ACABARA CON LA MALDAD DEL HOMBRE PERO SI ENTORPECEREMOS SU PASO.
    ¡Saludos!

Escribir un comentario

Creative Commons License