Apple responde al reporte de violaciones laborales en Foxconn

Piensa diferenteEl reporte, publicado por The Mail on Sunday, ha causado amplio revuelo. Los foros de usuarios Mac han abordado el tema consternados unos, incrédulos otros. Apple, por su parte ha emitido una declaración.

En un artículo que publiqué el 13 de junio hice referencia a ese reportaje, vía Diario Ti. Entonces me molestó no hallar ningún enlace a la fuente: el problema es que la investigación salió en forma impresa y hasta ahora no se encuentra online. En los últimos días el asunto ha cobrado cierta fuerza. Hoy es abordado también por el Washington Post.
Al siguiente día del informe, Macworld Daily News del Reino Unido daba cuenta de los hallazgos encontrados por los reporteros del Mail: la empresa que tiene a su cargo la fabricación de las iPod es Foxconn, cuyos propietarios son de Taiwan aunque las plantas se encuentran en China. Tiene 200 mil trabajadores quienes residen en casas dormitorios que albergan 100 personas. Los visitantes del exterior no están permitidos. Los trabajadores laboran 15 horas diarias por 50 dólares mensuales. En Suzhou, en Shangai, se hacen las iPod Shuffles. Allí el personal vive fuera de la planta y devengan 100 dólares al mes, pero deben pagar por el hospedaje y la comida, que representa la mitad de su sueldo. Las líneas de producción están constituidas por mujeres debido a que “son más honestas que los trabajadores varones”.
La respuesta de Apple al reporte fue publicada el 14 de junio y señala, entre otras cosas:

Apple está comprometida a asegurar que las condiciones laborales en nuestras cadenas de proveedores son seguras, los trabajadores son tratados con respeto y dignidad, y los procesos de manufactura son ambientalmente responsables.” … “No se tolerará ninguna violación del código de conducta de los proveedores, que está disponible online”.

La empresa, fundada por Steve Jobs, también señala que procederá a efectuar las investigaciones necesarias. Esto me parece formidable, pero es lo menos que se podía esperar. No me explico cómo funciona el código de conducta y cómo funcionan estos acuerdos. Apple contrata a una empresa para la fabricación de las iPod de acuerdo a una serie de especificaciones técnicas muy claras. Se cerciora que los dispositivos están bien hechos y estoy bastante seguro que llevan un férreo control de calidad. Esto no se hace después de lanzar el producto a la calle. Primero se prueba, se comprueba y se afina. ¿Por qué no se hace lo mismo con las condiciones laborales? ¿O con el cumplimiento de las normas ambientales? Naturalmente, mi incomprensión va más allá. Dificulto que un código de conducta, como el que Apple enarbola, pueda ser respetado a cabalidad en fábricas situadas en lugares donde no hay derecho a la sindicalización, a la protesta. ¿Cuántos más, semi-esclavos de Asia o América del Sur, por decir algo, entregan sus vidas a empresas proveedoras de compañías norteamericanas o europeas? Es, profundamente triste, imaginar las bellas iPod nano, exhibiéndose a un público primermundista, que se ha gastado en una sentada, en el Café o en combustible para el auto, el sueldo de unas laboriosas y precisas manos que no tienen nada en este mundo, ni siquiera la mínima protección de la empresa que nos decía, con la imagen de Lennon adelante, Think Different.

Enlaces:

Información en Macworld UK

Electronic Industry Code of Conduct de Apple a los proveedores (formato pdf)

Escribir un comentario

Creative Commons License