El fin de la neutralidad en Internet

El Congreso de los Estados Unidos se anota una nueva contra la Internet. A pesar de los esfuerzos de Google, Microsoft y otras empresas tecnológicas y los llamados de personalidades embleméticas y fundamentales como Tim Berners Lee, creador de la web, se votó en contra de la neutralidad del contenido de la red. ¿Qué quiere decir esto?

Hasta ahora, el contenido disponible en la red (texto, vídeo, fotos, música, voz, etc.,) ha sido considerado como “información”, datos en formatos diversos, pero datos al fin y al cabo, con el mismo derecho a “viajar” por las líneas de comunicación y las tuberías de fibra óptica. Pero las corporaciones de telecomunicaciones quieren cambiar esto y amenazan con diversificar el contenido, estableciendo categorías y de acuerdo con ellas, definir un costo mayor o menor por permitir el acceso a ese contenido con mas o menos ancho de banda. Los proveedores que paguen los costos establecidos tendrán prioridad por sobre quienes no lo hagan, de tal forma que las universidades, entes de caridad y solidaridad, al igual que usuarios de a pie, tendrán pocas oportunidades de competir con el contenido disponible de las empresas más poderosas capaces de pagar por la diversidad de su material.
Para el padre de la web esto es una calamidad, que atenta contra el espíritu en el que nació la Internet. Hace pocas semanas, Berners Lee señalaba para BBC que si el congreso norteamericano negaba la neutralidad, podría estarse ante el inicio de una época negra en la historia de la red. La propuesta de ley sobre la neutralidad fue presentada en el congreso para evitar que las corporaciones de telecomunicaciones logren su cometido, en vista a la eventual reforma a ley de telecomunicaciones que se discutirá próximamente.
Parece que el “lado oscuro” de la fuerza se posesiona cada vez más de los Estados Unidos, ¿no?

Escribir un comentario

Creative Commons License