El pasado del Ártico y los gases de invernadero

FumarolasHace poco comenté la noticia acerca del clima sub-tropical en el Océano Ártico, hace 55 millones de años. Hoy vuelvo sobre el asunto porque he leído dos notas interesantes. Una de ellas, refiere las opiniones de Mark Pagani, profesor asistente de geología y geofísica en la Universidad de Yale y coautor del estudio efectuado en el Ártico. Dicho estudio muestra que en un período de máximo calentamiento de La Tierra, denominado PETM (Paleocene Eocene Thermal Maximum), la temperatura en la superficie del Polo Norte alcanzó los 23ºC (73ºF). La media actual, anual, está en los – 20ºC (-4ºF). “Muchos discuten” – afirma Pagani – “si la elevación de la concentración de dióxido de carbono causará o no calentamiento global. Pero, aquellos de nosotros que estudiamos la historia de La Tierra sabemos que hay un enlace directo entre la temperatura de nuestro planeta y el dióxido de carbono”…”El PETM representa la clara evidencia de calentamiento global inducido por el dióxido de carbono en el registro geológico”.

El artículo señala que el PETM fue causado por una amplia emisión de gases invernadero (dióxido de carbono, metano, entre otros) vertidos en la atmósfera. Actualmente, la concentración de dióxido de carbono es cerca de 380 partes por millón. El estudio de Pagani estima que hace 55 millones de años tal concentración rondaba las 2 mil partes por millón. “Lo que es realmente importante” – advierte Pagani – “es que aún sabiendo que la temperatura global era alta antes del PETM, éstas continuaron subiendo conforme más dióxido de carbono era vertido en la atmósfera”…”Esto debería servir como un ejemplo y evidencia de cómo las temperaturas cambiarán si continuamos bombeando dióxido de carbono a la atmósfera”.
La segunda nota, ligeramente anterior a esta, proviene de la American Geophysical Union (AGU) y nos habla nuevamente del rol de los gases invernadero en el calentamiento global, sólo que desde otro ángulo. De acuerdo con el informe de un grupo de científicos europeos, las proyecciones para el cambio climático estimadas para el próximo siglo pueden estar subestimando la magnitud potencial del calentamiento global. Ellos advierten que el real calentamiento debido a los gases provenientes de combustibles fósiles puede ser entre un 15% a un 78% más elevado que las estimaciones que no toman en cuenta el mecanismo de reacción que envuelve al dióxido de carbono y la temperatura terrestre.
En un informe publicado el 26 de mayo en Geophysical Research Letters, Marten Scheffer, de la Universidad Wageningen, en Holanda, señala que conforme a los datos adquiridos del clima en tiempos remotos, el fenómeno con los gases invernadero es de dos vías: por una parte, estos gases contribuyen a elevar las temperaturas, por la otra, las altas temperaturas promueven su incremento, conduciendo a un aumento mayor, en lo que los científicos denominan  positive feedback loop (bucle de reacción positiva). En este sentido Scheffer señala que “A pesar que todavía hay un significativo margen de incertidumbres, nuestra  simple aproximación basada en los datos es consistente con los últimos modelos del ciclo clima-carbono, los cuales sugieren que el calentamiento global se acelerará por los efectos del cambio climático sobre el promedio del incremento del dióxido de carbono. En vista de nuestros hallazgos, los estimados del calentamiento futuro que ignoran esos efectos tienen que ser elevados en cerca de un 50%”.
(He hecho una traducción libre de fragmentos de ambos artículos, incluyendo las citas)

Fuente:

Earth Observatory, NASA

Enlaces:

Gases invernadero, en Wikipedia

Geophysical Research Letters, (requiere suscripción)

Escribir un comentario

Creative Commons License