Humanos y chimpancés pueden haberse cruzado: habla el genoma

Chimpancé¡Quién diría que al final tal vez somos los descendientes de un cruce de homínidos y chimpancés! Un interesante artículo del Washington Post habla hoy de esta posibilidad, estudiada por investigadores del Broad Institute del MIT y Harvard, surgida a raíz de los últimos descubrimientos alrededor de las similitudes entre el genoma humano y chimpancé. Las extraordinarias herramientas de investigación de las que disponen ahora los investigadores permiten hilvanar con mayor finura la historia de nuestro origen como especie. Una de las más importantes es la transcripción del código genético humano, que fue completado recientemente. Como fruto de ello se ha procedido a comparar partes del genoma de los humanos y los chimpancés junto al de gorilas, orangutanes y macacos.

Los humanos – dice el artículo – tienen 23 pares de cromosomas que contienen cerca de 30 mil genes. Cada gen es hecho de hebras de “letras” de ADN en un orden específico y las letras pueden cambiar, por mutación, a través del tiempo. El ritmo en el que esos cambios ocurren es bastante constante y muy lento. Como resultado – continúa – las mutaciones genéticas pueden ser usadas como una especie de reloj evolutivo. El número de diferencias en el ADN de dos versiones del mismo gen entre diferentes especies es una indicación de cuan lejos las especies han estado separadas, cuan lejos desde que individuos se cruzaron y compartieron genes.
Al comparar los genes de humanos y chimpancés, los investigadores hallaron que uno de los cromosomas (el cromosoma femenino X) era un millón 200 mil años más joven que los otros. Al parecer, ambas especies compartieron un ancestro común que les dio sus cromosomas X y lo hizo más recientemente que los ancestros que les dieron el resto de cromosomas.
De acuerdo con el artículo: “La mejor explicación, piensan los científicos, es que los humanos primitivos y los chimpancés se separaron uno del otro no una vez, sino dos. La primera oportunidad fue hace más de 6.300 millones de años. La segunda vez fue al menos un millón de años después”.
El artículo señala un hecho singular que refuerza esta teoría: los análisis de fósiles antiguos (entre 6.3 y 5.4 millones de años), pertenecientes a proto-humanos que posiblemente eran bípedos y tenían apariencia humanoide, deben haber pertenecido a la primera bifurcación entre humanos y chimpancés. Esa rama seguramente desapareció, de otra manera, el cromosoma X del hombre moderno debería ser tan viejo como el resto de cromosomas.
En la nota publicada por el MIT se cita a Eric Lander, director del Broad Institute, coautor del trabajo: “El análisis del genoma reveló grandes sorpresas, con importantes implicaciones para la evolución humana”…”Primero, la separación de las especies humana-chimpancé ocurrió más recientemente que lo estimado previamente. Segundo, la separación misma ocurrió de una manera poco usual que dejó un fuerte impacto en el cromosoma X. La juventud del cromosoma X es una evidencia [smoking gun] evolutiva”.
El estudio apareció en la edición del 17 de mayo de 2006 de la edición en internet de Nature.
(párrafos traducidos libremente por mí)

Fuentes:

Human Ancestors May Have Interbred With Chimpanzees, Washington Post

Work offers new twist on origin of species, MIT news

Nota:
Poco después de publicar la nota, he visto un buen artículo publicado por El País, de España, sobre este apasionante tema. Les dejo el enlace, aquí.
También agrego que, en un despiste, coloqué un título incorrecto que decía que chimpancés y humanos se habían cruzado un millón de años atrás. Aunque mis notas no plantean algo así, lo redacté mal y por ende afirmaba algo equivocado.

Escribir un comentario

Creative Commons License