El regalo del 65

nueva-enciclopedia-tematica-2-3744-MLM60344364_1254-OAquél cumpleaños fue especial. No es que los otros no lo hubieran sido. Antes que mi padre muriera, mi madre se encargaba de agasajarme a su manera: una torta (pastel) de chocolate de la Pastelería Williams, y diversos obsequios que usualmente eran comprados en el Bazar Yolka.  Mamá combinaba un amor irreductible con una sobreprotección constante. Jugaba con mis primos que vivían al cruzar la calle, pero no me permitían “la calle”, de ahí que aprendí a jugar solo, a estar mucho tiempo conmigo mismo y a reflexionar permanentemente sobre el mundo que me rodeaba.

Los bachacos eran mis amigos y les colocaba uno a uno en mi brazo, en una larga fila, para verlos marchar en procesión y bajar por mis dedos a la tierra del jardín. Visitaba las chicharras que gustaban aferrarse al enorme árbol situado a la derecha del frente. Mis soldaditos, generalmente vaqueros e indios, surcaban esos maravillosos parajes llenos de tierra negra, verde césped, flores silvestres.

Aprendí a representar a los diferentes personajes de mis juegos, les creé historias y les hice dormir en mi cama. Tuve dos íntimos amigos: Tommy y el Cucaracho. El primero era un títere y el segundo un escarabajo de plástico verde con pintas rojas, del tamaño de mi mano. En mi vida estaban presentes, por supuesto, los héroes de la televisión, que en ese entonces habitaban un mundo sin color, en un blanco y negro mate que hasta hoy me sigue cautivando. Supercar sobrevolaba los cielos impartiendo justicia, usando los últimos avances tecnológicos para combatir el mal. Yo adoraba la decisión de Mike Mercury y su arrojo conduciendo el super vehículo que podía volar, sumergirse o transitar por tierra.

También escuchaba música. Mi curiosidad me llevó a indagar en aquellos larga duración de música clásica, música popular italiana, viejos discos de cuentos infantiles (en 78 revoluciones por minuto), la voz de mi propio abuelo y por supuesto, Cri-Crí, el grillito cantor. Pero de todas esa vivencias, juegos, exploraciones y descubrimientos, mi fascinación recaía en los libros.

Leer más

La “Internet” de los desconectados – a la medida de Facebook

En una nota publicada hoy en el sitio de la Electronic Frontier Foundation, se hace un breve análisis de la propuesta y puesta en marcha del proyecto de Facebook y algunas corporaciones significativas, para brindar una “Internet gratis” a los sectores desconectados de los países pobres y/o en “vías de desarrollo” como mientan algunos. El precio de esta gratuidad es alto y tiene que ver con la manipulación y la libertad. ¿Qué contenido recibirán estos sectores? ¿Conocerán la verdadera cara de Internet o sólo aquella que permite a Facbook hacer negocios con los datos de millones de personas? ¿Cuál será el monto en datos privados, en acceso a un mercado de millones, que pagarán realmente los pueblos desconectados? Toda oferta que brinda una “Internet” que no es la auténtica, no es gratis y ayuda a evitar que los gobiernos asuman su obligación de disminuir la brecha de acceso. Les invito a leer el artículo y estar atentos a esta nueva amenaza.

Leer artículo en EFF

 

Leer más

¡Feliz cumpleaños, ME!

Obviamente no estoy seguro si te asomarás por aquí, pero mientras exista mi blog y tenga vida y conciencia te dejaré una línea por lo menos, en tu cumpleaños. Desde el fondo de mi corazón te deseo momentos felices, y esté o no presente en tus recuerdos, tú siempre estarás en los lugares más preciados de los míos, toda la vida. Si no pasas por aquí, pues que quede entonces este testimonio, pequeño pero profundo.

Emilio

Leer más

Cincos, un poema.

He querido compartir este poema. Lógicamente mi blog es su lugar natural. Me empeñé en publicarlo bajo la forma de un vídeo, con fondo musical o sólo texto y leerlo después, para los que deseen revisarlo con calma. Me encantaría conocer sus comentarios.

 

Poema en texto haciendo clic en “Leer más”.

Leer más
Creative Commons License